26 de enero de 2009

La Consejera de Servicios Sociales, Sagrario Loza ha destacado hoy el consenso alcanzado entre las 17 Comunidades Autónomas y la Federación Española de Municipios y Provincias en la cumbre sobre violencia de género celebrada en Valladolid los días 19 y 20 de este mes. La propuesta de dictamen, que contiene 22 recomendaciones y que ha sido consensuada, es liderada por el Presidente de Castilla-León, Juan Vicente Herrera, que ha sido designado ponente por la Mesa del Comité de las Regiones.

Durante los dos días se ha revisado el contenido de la propuesta de Dictamen, se ha analizado el proceso de tramitación y se han debatido las propuestas de los representantes por enriquecer el Dictamen, además de llevar a cabo intercambio de buenas prácticas. En este apartado, La Rioja presentó el proyecto de coeducación de Buenos Tratos y el registro de Violencia de género (Proyecto de I+D+I).

La propuesta de dictamen contempla las actuaciones prioritarias de los entes locales y regionales para prevenir la violencia hacia las mujeres y mejorar la atención a las víctimas. El documento, que parte de una excepcional labor realizada por la Comunidad de Castilla-León, destaca la necesidad de aumentar las medidas de protección y seguridad de las mujeres que padecen violencia de género, aumentar las acciones de formación en profesionales del ámbito sanitario, educativo, social, judicial o cualquier otro con la finalidad de prevenir los posibles casos de violencia de género.

La propuesta incluye medidas dirigidas al conjunto de la ciudadanía residente en la UE para incrementar la sensibilización, reforzar la educación en igualdad de oportunidades, al respeto a las diferencias, la realización de campañas y la promoción de programas terapéuticos con los hombres agresores.
Se proponen también programas de inserción sociolaboral de las mujeres víctimas de malos tratos, actuaciones que permitan su seguimiento, y se insta también a promover el intercambio de buenas prácticas entre los Estados Miembros.

La propuesta de Dictamen recomienda la realización de un diagnóstico sobre la situación europea en esta materia así y la identificación de las medidas de prevención eficaces; la recopilación de datos estadísticos homogéneos y comparables entre los países miembros sobre violencia y políticas de igualdad entre mujeres y hombres además de la necesidad de realizar estudios a nivel europeo.

El Gobierno de La Rioja se muestra satisfecho porque además se recoge la acción transversal de esta lacra social y se introduce a la mujer inmigrante, ya que de las 70 víctimas que se produjeron en 2008, el 44,3% eran extranjeras. Actuar ante las mujeres inmigrantes debe ser una finalidad y constituye una preocupación para el Gobierno de La Rioja ya que la presencia de los inmigrantes en nuestra región supera en 2 puntos a la media nacional.

PROPUESTA DE RECOMENDACIONES

El Comité de las Regiones:

1. Invita a los Estados Miembros a seguir la recomendación de la Organización Mundial de la Salud que señala la necesidad de "Apoyar las investigaciones sobre las causas, consecuencias y los costos de la violencia contra la mujer y sobre medidas de prevención eficaces" para que estos datos sirvan de base para la acción y la prevención y permitan un mayor conocimiento sobre la eficacia de las actuaciones puestas en marcha.

2. Reitera la necesidad de que todos los estudios a realizar ofrezcan datos segregados por sexo, edad, condiciones sociales y otros indicadores de género para conocer la situación y adaptar las diferentes estrategias y medidas económicas y sociales para lograr una sociedad más igualitaria, con mayores cuotas de progreso y bienestar económico y social.

3. Pide que se recojan datos estadísticos homogéneos y comparables sobre violencia y políticas en materia de igualdad entre mujeres y hombres en todos y cada uno de los Estados Miembros, a fin de concienciar sobre el problema y proponer medidas eficaces tanto en la toma de decisiones políticas y económicas como en los resultados.

4. Solicita la realización de un estudio a nivel europeo que ofrezca datos sobre la prevalencia de la violencia contra las mujeres en las distintas regiones con el fin de conocer la magnitud del problema y poder innovar en las propuestas de acción dirigidas a su erradicación. La elaboración de los estudios se tendrá que hacer de acuerdo con criterios uniformes en esta materia que delimite los conceptos y pautas de intervención.

5. Insiste en la necesidad de prestar mayor atención a la educación, agente principal junto con las familias en la socialización de niños y niñas. Por tanto en muy importante trabajar el principio de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres y establecer estrategias de formación, prevención y toma de conciencia contra la violencia hacia las mujeres en todos los niveles y ámbitos de la comunidad educativa.

6. Sugiere la realización de acciones de sensibilización dirigidas al conjunto de la ciudadanía para que deje de considerarse la violencia de género un asunto de índole privada y se implique en su solución.

7. Invita a realizar acciones que rechacen los comportamientos agresivos y discriminatorios que atenten contra la dignidad de la mujer y que dirijan mensajes específicos a diferentes sectores de la sociedad (jóvenes, mujeres víctimas, hombres agresores, menores, hombres y mujeres que no tienen relación directa con el tema) para facilitar la implicación del conjunto de población.

8. Insiste en la necesidad de erradicar de la sociedad formas de entender la masculinidad y la feminidad que suponen una desigualdad de poder económico, social o político que se difunden a través de publicidad, medios de comunicación y materiales educativos, y proponer nuevas formas alternativas más justas e igualitarias.

9. Confirma los resultados positivos de la formación especializada a profesionales de los ámbitos educativo, jurídico, sanitario, psicológico, de los servicios sociales, y las fuerzas y cuerpos de seguridad, en aquellos países en los que se está llevando a cabo, para poder detectar anticipadamente casos de violencia de género.

10. Insta al aumento de las medidas de seguridad de las mujeres que padecen violencia de género en cada uno de los Estados Miembros, a través del incremento de recursos personales-policiales y tecnológicos que garanticen la integridad física y personal de las mismas.

11. Propone a los entes locales y regionales la adopción de medidas que garanticen el acceso de las víctimas a los recursos especializados para prestar una atención integral, tanto a las mujeres como a las personas dependientes de las mismas. Además, se propondrá la puesta en marcha de programas específicos de intervención con los menores.

12. Insta a los Estados Miembros a que legislen desde una perspectiva de género, en materia de igualdad entre mujeres y hombres, abordando la violencia de género con carácter global e integral, situándola en el marco de la discriminación y del principio de igualdad afrontando el tema de la violencia de género como un problema estructural y político que demanda un firme compromiso por parte de todos los poderes políticos y la ciudadanía.

13. Recuerda la obligación de los Estados Miembros de garantizar la igualdad de trato entre mujeres y hombres en todos los ámbitos: económico, educativo, político y laboral según lo expresado en la Directiva 2006/54/CE, relativa a la aplicación del principio de igualdad de oportunidades e igualdad de trato entre hombres y mujeres en asuntos de empleo y ocupación, así como en la Directiva 2004/113/CE, por la que se aplica el principio de igualdad de trato entre hombres y mujeres al acceso a bienes y servicios y su suministro. Solo en aquellos Estados más respetuosos con la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, se podrá alcanzar mayores niveles de justicia y desarrollo económico y social.

14. Insiste en la necesidad de promover el intercambio de buenas prácticas entre los Estados Miembros, en campañas de sensibilización, en medidas de prevención, en formación de profesionales y en la atención a las mujeres víctimas de la violencia.

15. Recomienda formar unidades especiales dentro de los distintos cuerpos de seguridad, sanitarios, judiciales y sociales que intervienen en casos de violencia hacia las mujeres para poder ofrecer atención especializada.

16. Propone la generalización de programas específicos con criterios de calidad de modificación de conducta en los hombres agresores facilitándose el intercambio entre aquellas experiencias que ya se están llevando a cabo para optimizar recursos.

17. Pide a las Instituciones de la Unión Europea y a los gobiernos de los Estados Miembros que pongan en marcha programas, con criterios de calidad, específicos de atención y seguimiento integral para las mujeres que sufren o han sufrido la violencia de género, así como a las personas dependientes de las mismas.

18. Solicita de los Estados Miembros la utilización del concepto de violencia contra la mujer que recoge la Resolución 48/104, de 20 de diciembre de 1993, de la Asamblea General de Naciones Unidas.

19. Recomienda la aplicación de las medidas específicas de atención a las mujeres especialmente vulnerables como son las mujeres con discapacidad, las mujeres inmigrantes, y las mujeres que residen en entornos de mayor desprotección social, como el medio rural o urbano deprimido.

20. Propone la generalización en los Estados y en sus entes regionales y locales de programas de inserción sociolaboral de muges víctimas de malos tratos, fomentando la contratación de estas trabajadoras, y su promoción profesional a través de planes de formación y de ocupación, para poder garantizar su independencia y autonomía económica.

21. Solicita a los Estados Miembros la creación de mecanismos de colaboración y coordinación interinstitucional, en distintos ámbitos, para mejorar la atención, seguimiento y apoyo integral a las víctimas de violencia.

22. Insta a los Estados Miembros a que los medios de comunicación colaboren en la sensibilización para erradicar la violencia de género, y promuevan mecanismos que garanticen una adecuada difusión de información relativa a la violencia hacia las mujeres.

TRAMITACIÓN DEL DICTAMEN

-16 de septiembre 2008, La Mesa del Comité de las Regiones propuso la designación de Juan Vicente Herrera (Presidente de Castilla y León) como ponente y adjudicó la propuesta de dictamen a la Comisión de Política Económica y Social (ECOS)

-Reunión para el próximo mes de febrero. El ponente presentará el documento de "Intercambio de opiniones" ante la ECOS.

-Previsión de aprobación del documento por el Pleno ante el Comité de las Regiones previsiblemente, para el mes de octubre.