17 de noviembre de 2010

El Gobierno de La Rioja ha vuelto a ofrecer su colaboración económica para construir una nueva estación de autobuses en Logroño, infraestructura integrada dentro del proyecto del soterramiento del ferrocarril en el que participan el Gobierno de España, a través de ADIF, el Ayuntamiento logroñés y el Ejecutivo regional. Lo ha hecho en una comparecencia del Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, que ha puesto como ejemplo de transparencia el seguimiento de las obras de soterramiento del ferrocarril a su paso por Logroño.

En esta comparecencia, Pedro Sanz ha mostrado su malestar porque desde el Ayuntamiento se quiera dejar fuera del proyecto de soterramiento la futura estación de autobuses "para que sea pagada por todos los logroñeses". Este posicionamiento del equipo de Gobierno municipal "no sólo es injusto sino que demuestra la pasividad del Ayuntamiento y la actitud del propio Partido Socialista que es incapaz de exigir a su propio Gobierno que participe en la cofinanciación de la estación intermodal", según ha denunciado Pedro Sanz.

El máximo responsable del Ejecutivo regional ha lamentado la "sumisión" del Alcalde de Logroño porque "prefiere aportar 21 millones de euros cuando, desde la lógica, el Ayuntamiento sólo tendría que aportar cinco".

Pedro Sanz ha concluido su intervención asegurando que si no se consigue ahora la cofinanciación por parte del Ministerio de Fomento se conseguirá en el futuro: "Exigiré al próximo Gobierno de España que lo pague"."En cuestiones como ésta, ha completado, "no se puede ser ni sumiso ni resignado".

Un ejemplo de cofinanciación, la nueva estación de ADIF
La reiteración del ofrecimiento del Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Obras Públicas, estriba en el elevado volumen de inversión que requiere (21 millones de euros, aproximadamente) la construcción de la futura estación, cuya competencia es exclusivamente municipal que, además, se concibe integrada en un proyecto en el que participan tres Administraciones, por lo que lo lógico sería que las tres Administraciones colaborasen económicamente para su construcción.

Ésta es la solución adoptada en el caso de la construcción de la nueva estación de tren que, atendiendo a las responsabilidades competenciales debería ser sufragada en exclusiva por el Ministerio de Fomento pero que es financiada también por el Ayuntamiento de Logroño y por el Gobierno de La Rioja, al formar parte del proyecto del soterramiento.

Así, mientras que el Gobierno de La Rioja cofinancia la estación de ferrocarril y cofinaciará la de autobuses, el Ministerio de Fomento sigue sin comprometerse a financiar la estación intermodal.