5 de junio de 2007

El Gobierno de La Rioja considera que la ruptura del alto el fuego anunciada por ETA es una mala noticia que demuestra el fracaso del proceso de diálogo del Gobierno central con la banda terrorista que, de hecho, estaba roto desde que la banda terrorista cometió el atentado de Barajas en diciembre pasado.

El Ejecutivo regional demanda la unidad de las fuerzas democráticas, al margen de ideologías e intereses partidistas, y, por lo tanto, la vuelta al Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo como único camino realmente viable para luchar contra la banda terrorista y todo el entorno que le apoya.

A juicio del Gobierno de La Rioja, para poner fin a la lacra del terrorismo es preciso recuperar la unidad de las fuerzas políticas democráticas y aplicar el Estado de Derecho, es decir, todos los instrumentos que ofrece la ley.

Por último, el Ejecutivo riojano solicita a los riojanos que apoyen y exijan la aplicación de los valores recogidos en nuestra Constitución y Estatuto y a las fuerzas políticas democráticas y al Gobierno central que trabajen para conseguir erradicar la violencia y terminen con la banda terrorista.