20 de julio de 2010

El Gobierno de La Rioja reitera su compromiso con la construcción de la variante de Navarrete y critica la actuación de su Alcalde ya que sus reivindicaciones sólo tienen por objeto confundir y engañar a los vecinos de Navarrete.

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha asegurado el compromiso del Ejecutivo riojano "con la variante de Navarrete" aunque si ésta no se encuentra en una fase más avanzada se debe a la "falta de voluntad" del Ayuntamiento de Navarrete.

"Si la variante de Navarrete no está más avanzada, el único responsable es el Ayuntamiento de Navarrete", ha denunciado Burgos. "Hace tres años me reuní con su Alcalde y acordamos que la forma más rápida de actuación era que los trazados de la variante fuesen incluidos en el Plan General Municipal de Navarrete. Sin embargo, a día de hoy", ha criticado, "el Plan General sigue sin ser aprobado".

El titular de Consejero de Obras Públicas ha incidido en que éste fue el modelo de actuación seguido en la variante de Entrena, infraestructura ejecutada por el Gobierno de La Rioja, presupuestada en diez millones de euros, y en avanzado estado de desarrollo.

"Desde el Gobierno de La Rioja lamentamos la falta de elegancia y de categoría que ha demostrado el Alcalde colgando una pancarta a la hora de exigir la variante. Si todas las necesidades del municipio de Navarrete se reivindicaran en una pancarta, el Ayuntamiento no se vería", ha proseguido Burgos.

Para Burgos, esta reivindicación responde a un burdo intento del Ayuntamiento de Navarrete "por engañar y confundir a sus vecinos que, con toda seguridad, tienen otras muchas necesidades no atendidas".

*Nota:
Los medios interesados en conseguir las declaraciones de Antonino Burgos pueden obtenerlas en el siguiente enlace.