28 de diciembre de 2010

El Gobierno de La Rioja no ha podido conceder al Ayuntamiento de Logroño una de las subvenciones que otorga a los Ayuntamientos riojanos para financiar los gastos de mantenimiento de las Escuelas Infantiles de 0 a 3 años, ya que el Consistorio logroñés no se hace cargo de ellos. Es la empresa concesionaria, según el pliego de contratación, la que paga esos gastos de mantenimiento.

En definitiva, el Gobierno de La Rioja no puede ayudar al Ayuntamiento de Logroño a financiar un gasto que no soporta, aunque sí había tenido en cuenta que al Consistorio logroñés, entre los titulares de las Escuelas Infantiles Municipales de La Rioja, en la previsión del gasto de dicha convocatoria de ayudas.

Por lo tanto, el único municipio que no ha obtenido la ayuda económica por este concepto es el de Logroño, que ha solicitado subvención para la Escuela Infantil municipal ‘Casa Cuna’ a pesar de no cumplir con este requisito. Además, el Ayuntamiento de Logroño no presentó ninguna alegación en el plazo previsto para ello.

Por otra parte, el Gobierno de La Rioja recuerda al Ayuntamiento de Logroño que el convenio de capitalidad para este año establece que la cantidad prevista en el mismo deberá invertirse en financiar áreas destinadas al desarrollo local, "preferentemente relacionadas con guarderías o centros de educación infantil", entre otras. En este sentido, el Alcalde de Logroño indicó en una carta al Consejero de Administraciones Públicas que el destino otorgado al Fondo de capitalidad "ha permitido indirectamente poder disfrutar de una situación presupuestaria que ha facilitado poder destinar de los propios fondos y de ayudas estatales importantes inversiones en nuevas guarderías".

Por lo tanto, el Ejecutivo riojano entiende que el Ayuntamiento logroñés no puede culpar a otros de sus carencias en la gestión.