14 de septiembre de 2010

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha lamentado el pobre contenido de las propuestas formuladas en el seno de la Conferencia Sectorial de Fomento que, bajo la presidencia del Ministro José Blanco, se ha celebrado hoy en Madrid y que ha contado con la presencia de todas las Comunidad Autónomas. Burgos expresó el pesimismo con el que el Gobierno de La Rioja recibe las propuestas avanzadas en la reunión y que, en el caso de las infraestructuras que el Gobierno de España desarrolla en nuestra región, no hacen sino plantear nuevos retrasos.

Así, Burgos ha tildado de "irónico" la propuesta de actualización del Plan Estratégico de Infraestructura y Transporte (PEIT) que, en su desarrollo en La Rioja, todavía se encuentra en una fase embrionaria. "El Gobierno de La Rioja sale decepcionado de esta reunión", ha principiado Burgos, "porque la actualización del PEIT implica acumular más retrasos en unas infraestructuras que, como en el caso del desdoblamiento de la N-232, el rescate de la AP-68 para convertirse en Ronda Sur o la llegada de la alta velocidad a La Rioja, se encuentran en una fase incipiente". "Es irónico que se actualice un plan apenas ejecutado, al menos en La Rioja", criticó Burgos.

El responsable de Obras Públicas del Gobierno de La Rioja no esconde el "pesimismo" del Gobierno regional ante el futuro de estas infraestructuras y que nuevamente pueden ser "marginadas" por el Gobierno de España.

Pese a la pobre concreción avanzada en la Sectorial, Burgos ha adelantado que el Gobierno de La Rioja aprovechará la nueva fase de actualización que se abre para que "una vez que ya se han perdido cinco años en los que no se ha hecho nada, instar a que se aceleren los proyectos en marcha y se compense a La Rioja por los retrasos", consciente eso sí, de que el desarrollo de estas infraestructuras, esenciales para la cohesión socieconómica y territorial de La Rioja, "exigen la solidaridad interterritorial".


Plan de Impulso de Transportes de Mercancías por Ferrocarril

Por lo que respecta al Plan de Impulso de Transportes de Mercancías por Ferrocarril, primero de los puntos del día abordado en la Sectorial, las propuestas del Ministerio de Fomento para el Plan de Impulso de Transportes de Mercancías por Ferrocarril avanzan en la misma línea de indefinición que el PEIT pues se trata, simplemente, "de un desiderátum, una mera ilusión" que no ofrece concreciones para La Rioja.

El Ministerio de Fomento prevé un incremento de la inversión de 7.000 millones de euros en la mejora de la red si bien, tal y como ha recordado Burgos, su aplicación práctica implica "la realización de un auto de fe por parte de las Autonomías". "Creo que es un plan poco realista", ha completado Burgos, "porque no aborda cómo se va a hacer la interoperatividad de las redes ni aclara qué líneas apostarán por las altas prestaciones ni cuáles por las convencionales". El principal defecto de la nueva propuesta presentada en la Conferencia Sectorial es "que falla en sus cimientos porque no aborda la mejora de la red ferroviaria".

Por eso, desde el Gobierno de La Rioja se insiste en que "antes de hablar de interoperatividad o de nudos logísticos es urgente avanzar en la mejora de nuestra red como paso previo al desarrollo logístico o la mejora del gestión del transporte de mercancías". Burgos ha completando su valoración lamentando que la propuesta del Ministerio "no plantea un impulso a la red básica" y que su aportación económica "difícil de llevar a cabo".