29 de agosto de 2012

directora general del proyecto en la Consejería de Obras Públicas, Política Local y Territorial, Marta Cordón....

El Gobierno de La Rioja ha presentado el proyecto de acondicionamiento y mejora de la seguridad vial de la travesía de Cárdenas en la carretera LR-205, que lleva aparejado un presupuesto de 561.441 euros.

El director general de Obras Públicas y Transportes, Víctor Garrido, ha presentado hoy en Cárdenas esta actuación acompañado por el alcalde de la localidad riojana, Ramiro García, y la directora del proyecto en la Consejería de Obras Públicas, Política Local y Territorial, Marta Cordón.

La LR-205 pertenece a la red comarcal de carreteras del Gobierno de La Rioja, es decir, se trata de una vía autonómica de segundo orden que permite la conexión de tres municipios, Cárdenas, Badarán y Berceo, con su cabecera de comarca, Nájera, y en su otro extremo, con San Millán de la Cogolla, a través de la LR-206.

Precisamente, al facilitar el acceso a San Millán de la CogollaEste enlace se abrirá en una ventana nueva y a los monasterios de Suso y YusoEste enlace se abrirá en una ventana nueva, declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987, se trata de una vía que soporta un intenso volumen de tráfico rodado como consecuencia del tránsito de vehículos a estos dos atractivos turísticos de La Rioja.

En los últimos años, la Consejería de Obras Públicas, Política Local y Territorial ha llevado a cabo actuaciones para mejorar la seguridad vial en las travesías de Badarán (2007) y Berceo (2010), por lo que este proyecto pretende completar la actuación en todo el corredor.

Detalles del proyecto

En la actualidad, la travesía que atraviesa el municipio presenta problemas de seguridad vial como consecuencia de la falta de espacio para el tránsito de los peatones. El proyecto de acondicionamiento de la travesía contempla la ampliación y la mejora de las aceras en las zonas en las que la anchura de la calle lo permita, el ensanche de la calzada en determinados puntos y el incremento de la visibilidad de los conductores.

Asimismo, está prevista la instalación de nueva señalización vertical y horizontal y marcas viales, la colocación de mobiliario urbano y la renovación del firme. La seguridad vial de los peatones se reforzará con el emplazamiento de dos reductores de velocidad en los accesos a la travesía, en ambos sentidos, y un paso de peatones elevado.

El presupuesto para este proyecto asciende a 561.441 euros con un plazo de ejecución de seis meses. La actuación deberá ser licitada y publicada en el Boletín Oficial de La Rioja antes de su adjudicación.