28 de septiembre de 2012

Bandera Ruiz de Viñaspre

El Consejo de Gobierno, reunido hoy bajo la presidencia del jefe del Ejecutivo riojano, Pedro Sanz, ha acordado conceder el derecho de uso de la bandera de La Rioja para las honras fúnebres de Domingo Álvarez Ruiz de Viñaspre, así como la entrega de la enseña a sus familiares, de acuerdo al artículo 24 de la Ley 1/2001, de 16 de marzo, reguladora de los honores, distinciones y protocolo de la Comunidad Autónoma de La Rioja.

La citada Ley articula en el capítulo VII, dedicado a la ‘Declaración de Luto Oficial’, el uso de la bandera durante las honras fúnebres, algo previsto en tres supuestos: en caso de fallecimiento del presidente o consejeros del Gobierno de La Rioja y del presidente o diputados del Parlamento de La Rioja; los expresidentes del Gobierno de La Rioja y los expresidentes del Parlamento de La Rioja; supuestos extensivos a otras personas o autoridades que acuerde el Gobierno de La Rioja.

Domingo Álvarez Ruiz de Viñaspre (Moreda de Álava, Álava, 1924-Logroño, 2012), viudo de Consuelo González Oñate y con siete hijos, era licenciado en Medicina por la Universidad de Zaragoza (1941-1947) y ejerció la medicina con sabiduría, generosidad y gran dedicación al cuidado de sus pacientes. Médico cirujano del cupo del Insalud, desempeñó importantes responsabilidades, siendo director médico de la Clínica del Carmen de Logroño (1961-1965), del Sanatorio Velázquez (1965-1990) y del Hospital Provincial (1977-1982).

Fue una de las figuras clave de la transición riojana. Llegó a la política por su compromiso y vocación de servicio, y militó en el Partido Demócrata Cristiano, UCD, PDP y AP-PP, siempre en la órbita de la democracia cristiana. Fue el senador más votado por La Rioja (entonces, Logroño) en las primeras elecciones democráticas, con más de 7.000 votos de diferencia respecto al siguiente, lo que refleja su gran popularidad y don de gentes.

Senador electo por La Rioja durante 16 años (1977-1993), desde la Legislatura Constituyente a la IV Legislatura, por UCD, AP-PDP y PP, cabe destacar su importante aportación a la construcción de nuestra Comunidad Autónoma, como ponente del proyecto del Estatuto de Autonomía de La Rioja (1981) y, más tarde, como presidente de la Mesa de la Diputación General Provisional de La Rioja (1982), hasta la celebración de las primeras elecciones al Parlamento de La Rioja.

Tras abandonar la primera línea de la política, se volcó en la ayuda a los más desfavorecidos, siendo presidente de la Asociación Española de Lucha Contra el Cáncer en La Rioja (desde 1994), la Cocina Económica (desde 1996), la Asociación Osteoporosis Rioja (desde 1999) y la Asociación Riojana para la Defensa de Consumidores y Contribuyentes (Arcco), que le rindió un homenaje en 2007. También fue presidente de la Federación Riojana de Voluntariado Social de La Rioja entre 1995 y 2011.

Su ingente tarea social se vio reconocida en 2010 con la concesión del Premio Especial al Voluntariado, un galardón que recibió de manos de los Príncipes de Asturias con el auditorio de Riojaforum en pie, en el marco del XIII Congreso Estatal del Voluntariado, celebrado en Logroño, en reconocimiento a "toda una vida dedicada a la realización de acciones solidarias y altruistas en favor de las personas más desfavorecidas de la sociedad riojana".

Se trata de la tercera ocasión en la que se concede este honor. Anteriormente, se otorgó a Pedro Conde Sáenz (Logroño, 1956-1994), arquitecto técnico y funcionario, consejero de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente entre 1986 y 1987; y a Carmen Valle de Juan (Madrid, 1945-Logroño, 1998), ingeniero técnico agrícola, doctora en Derecho, funcionaria, estuvo al frente de la Consejería de Administraciones Públicas desde 1990 a 1991 y de Presidencia y Administraciones Públicas de 1991 a 1995. Ambos fueron condecorados con la Insignia de La Rioja en 2008, a título póstumo.