9 de julio de 2012

El Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Administración Pública y Hacienda, niega las cifras que los sindicatos han señalado esta mañana referidas a la aplicación de las 37,5 horas de la jornada laboral. Actualmente, el número total de interinos en la Administración general y organismos autónomos asciende a 487 y de 185 en lo que respecta a laborales temporales.

Del mismo modo, recuerda que la implantación de la jornada laboral de 37,5 horas es de obligado cumplimiento para todas las administraciones dado que figura en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2012. No obstante, para la adopción de esta medida, responsables de la Administración regional han mantenido al menos cinco reuniones con los representantes de las organizaciones sindicales, independientemente de que alguna organización sindical abandonase la mesa de negociación y el Comité de Empresa.

El objetivo del Gobierno de La Rioja es combinar el cumplimiento de la Ley con criterios uniformes con la necesaria flexibilidad a las distintas realidades de la Administración autonómica, recogiendo además que se pueden incorporar sistemas de flexibilidad horaria que favorezcan la conciliación de la vida familiar y laboral, siempre que no implique un menoscabo de la jornada de trabajo.

El Ejecutivo regional, a través de la Dirección General de la Función Pública, muestra su disposición a mantener, como hasta ahora, una negociación y un diálogo abierto con los sindicatos a los que reclama responsabilidad y disposición de entendimiento en unos momentos económicos de gran dificultad para todos y en los que resulta preciso adoptar medidas excepcionales necesarias para salir de la crisis que está viviendo Europa y España.

La voluntad del Gobierno de La Rioja es garantizar que todos los ajustes que se tengan que llevar a cabo causen el menor impacto posible en todos los riojanos y en los empleados públicos de la Comunidad Autónoma.