16 de enero de 2010

El Gobierno de La Rioja se muestra satisfecho por el comienzo de las obras del enlace de la Autovía del Camino aunque la conexión estará terminada 4 años más tarde de lo previsto –el Ministerio de Fomento anunció su apertura en 2008 y estarán concluidas en 2012-.

En marzo de 2005 se llegó a un acuerdo entre el Gobierno de La Rioja, el Gobierno de Navarra y el Ministerio de Fomento para adoptar la solución definitiva, que contempla la conexión con la circunvalación de Logroño y con la autopista AP-68.

En enero de 2006 se licitó la redacción del proyecto de construcción y en septiembre de 2006 finalizaron las obras de la Autovía del Camino llevadas a cabo por el Gobierno de Navarra. Casi 3 años más tarde, en junio de 2009, se licitaron los trabajos de conexión que se adjudicaron en diciembre de 2009.

El Gobierno de La Rioja espera que las actuaciones comiencen este mes de enero tras el periodo de retraso acumulado. La Consejería de Vivienda y Obras Públicas terminó hace más de 6 meses el acondicionamiento de la LR-131 en el polígono de Cantabria, cumpliendo así sus compromisos con los ciudadanos facilitando una conexión de la autovía con Logroño y la red de carreteras del Estado. Sin embargo, el Ministerio de Fomento ha demorado los trámites, permitiendo durante este tiempo que la autovía no tenga continuidad, esté incompleta y en vía muerta.

Actuaciones
El Ministerio de Fomento adjudicó el pasado mes de diciembre las actuaciones de prolongación de la autovía LO-20 (circunvalación de Logroño) hasta el enlace de Recajo y la conexión de la A-12 del Camino de Santiago a la UTE formada por las empresas Acciona Infraestructuras y Construcciones Ingeniería y Gestión de Obras S.A, por un presupuesto de 71.341.310,84 millones de euros y un plazo de ejecución de 24 meses.

El trazado realizará un recorrido de oeste a este, al sur de Logroño, tomando como inicio el comienzo del ramal de acceso a la vía de servicio del polígono industrial de La Portalada. En su tramo inicial, discurre sobre el corredor de la N-232, ampliando la plataforma existente y salvando la línea del ferrocarril. En el punto kilométrico 1,700 se dispone el cruce sobre el Camino Viejo de Calahorra, que coincide con la vía pecuaria del Ebro, así como la antigua calzada romana en el itinerario Calahorra-Varea.

A continuación, se proyecta la conexión de la prolongación de la LO-20 con la Autovía del Camino de Santiago A-12, que se realizará de tal forma que permita todos los movimientos posibles. Tras dicha conexión, se prevé un nuevo paso sobre la antigua calzada romana y sobre el ferrocarril, con una nueva pérgola sobre la doble vía del futuro AVE y la actual vía simple convencional. Finalmente, la prolongación accede al trazado de la actual N-232 hasta el actual enlace de Recajo. Se modificarán los dos ramales anteriores con el fin de conectarlos a la nueva autovía y se ampliará la glorieta situada al sur de la N-232.

Enlace con la A-12
La conexión proyectada comienza en el término de Viana y restituye el tráfico en dirección a la NA-134 a través del ramal este (el más próximo a Mendavia). En el inicio del trazado, se proyecta un paso sobre la carretera NA-134 (en su tramo entre Mendavia y Logroño) y otro para la reposición del trazado de la Cañada Real Pasada Principal del Ebro.

El final del tramo se localiza tras el cruce con el río Ebro, que se salva mediante un viaducto de 351 metros de longitud. Tras este punto, la carretera conecta con los ramales del Enlace de Conexión A-12 / Prolongación LO-20.