3 de noviembre de 2015

El Ejecutivo regional se mantiene firme en su compromiso de cumplir con el objetivo de déficit fijado para este año por el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) en el -0,7% del Producto Interior Bruto (PIB). De hecho, cabe recordar que, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y consolidados por la Intervención General de la Administración del Estado, la Comunidad Autónoma de La Rioja cerró sus cuentas el pasado mes de agosto con un superávit del 0,01%, lo que le sitúa como una de las tres comunidades autónomas –junto a Baleares y País Vasco- que lograron culminar ese mes en situación positiva.

Teniendo en cuenta estos datos y otros indicadores, como el dato ofrecido este pasado lunes por el Centro de Predicción Económica (Ceprede) según el cual la economía riojana experimentará este año un crecimiento del 4,9% (la más alta del país), el Gobierno de La Rioja no comparte la previsión que ha hecho pública esta mañana la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea).

Por ello, el Ejecutivo regional considera que hay que ser prudentes y continuar trabajando para alcanzar la consolidación fiscal, prevista para el próximo año 2016, tal y como se viene haciendo hasta ahora con una política basada en el equilibrio entre el rigor presupuestario y la prestación de servicios, que ya está comenzando a dar resultados positivos.