25 de mayo de 2010

El Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Administraciones Públicas y Política Local, quiere aclarar al Ayuntamiento de Logroño que lleva una semana en contacto con los organizadores del macrobotellón, que inicialmente estaba previsto para el próximo día 12 de junio, y éste ha sido suspendido por sus promotores.

Desde que el Ejecutivo riojano tuvo conocimiento de la previsión de este evento se puso en contacto con los promotores del mismo para informarles de que según la normativa autonómica no era posible celebrar este acto según el horario que previamente habían determinado y para el que no habían solicitado ninguna autorización. Asimismo, se les solicitó la retirada de los carteles anunciadores.

A partir de ese momento, los promotores del macrobotellón decidieron la suspensión del evento, la retirada de los carteles y la paralización de la venta de entradas.

En concreto, el 20 de mayo desde la Dirección General de Justicia e Interior se envió un escrito a los promotores del evento y se habló con ellos y con los diferentes puntos de venta de entradas para informarles de la situación. A mediodía las entradas habían sido retiradas de la venta y el evento suspendido definitivamente.