22 de mayo de 2010

El Gobierno de La Rioja quiere expresar su más profundo pesar por el fallecimiento de cuatro personas a consecuencia de la explosión registrada a primera hora de esta mañana en el inmueble número 25 de la calle Gran Vía de Logroño. El infortunado suceso ha costado la vida a un matrimonio y sus dos hijos. El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha estado informado en todo momento de la situación.

A consecuencia de la deflagración, el Servicio Riojano de Salud ha atendido a lo largo de la mañana a 9 personas heridas. De ellos, dos han sido trasladados al Hospital San Pedro. Se trata de una mujer de 81 años (familiar de los cuatro fallecidos), que sufre quemaduras de segundo grado y presenta un traumatismo craneoencefálico, y otra joven de 34 años que presenta erosiones en cuero cabelludo.

Los nueve heridos han sido atendidos en un primer momento por los médicos desplazados del 061 y del SUAP (Servicio de Urgencias de Atención Primaria). Los siete dados de alta a primeras horas presentaban heridas de carácter leve, como erosiones o contusiones y crisis de ansiedad. Hay que destacar la excelente colaboración entre los dos servicios de urgencias.

En concreto, se han utilizado todos los medios asistenciales necesarios. Por parte de Salud, la dotación empleada ha sido la siguiente: 061. Vehículo de Soporte Vital Avanzado (antes llamado UME), Vehículo de Soporte Vital Básico y dos ambulancias convencionales. El personal de la dotación es: dos médicos, dos enfermeras, tres técnicos, tres conductores y personal de atención de ambulancias. Además, de médico y enfermera de SUAP. La atención ha sido inmediata. La UME ha llegado junto a la Policía y los bomberos.

Hasta el lugar del suceso se han desplazado varios miembros del Gobierno de La Rioja para coordinar los recursos e interesarse por el estado de salud de los afectados. El Consejero de Presidencia, Emilio del Río; el Consejero de Administraciones Públicas y Política Local, Conrado Escobar, y el Consejero de Salud, José Ignacio Nieto; así como el Director General de Justicia e Interior, Miguel Sáinz, y otros altos cargos del Ejecutivo regional, se han personado en el lugar para estar pendientes de la evolución de los hechos.

Tal y como ha informado a primera hora de la mañana el servicio de emergencias SOS Rioja, el edificio, de 5 alturas, se ha visto afectado en su totalidad, siendo las plantas 4ª y 5ª las más afectadas, desprendiéndose la fachada a la vía pública a consecuencia de la deflagración. Desde SOS Rioja, rápidamente se han movilizado Recursos Sanitarios del Servicio Riojano de Salud y de Cruz Roja, así como las ERIES Sanitaria, Logística y de Coordinación del Gobierno de La Rioja, alertando a su vez a Personal de Gas Rioja, Policía Nacional, Policía Local, Bomberos y Protección Civil del Ayuntamiento de Logroño.

A lo largo de la mañana, SOS Rioja ha ido completando la asistencia con tres psicólogos del ERIES psicológico del Gobierno de La Rioja, que han atendido a vecinos afectados y familiares; cuatro ambulancias del 112 y un vehículo de intendencia que ha suministrado alimentos de primera necesidad a los afectados.

Ha sido necesario llevar a cabo el rescate por parte de los bomberos de una de las personas heridas, al haberse quedado atrapada entre los escombros. En este momento, efectivos de Bomberos continúan con las labores de apuntalamiento y desescombro.