12 de septiembre de 2012

e Tereso....

El Gobierno de La Rioja ha invertido 511.279 euros en la mejora de las carreteras LR-316, entre Rivas de Tereso y Labastida (Álava), y la LR-317, desde San Vicente de la Sonsierra al puerto de Peñacerrada.

El consejero de Obras Públicas, Política Local y Territorial, Antonino Burgos, ha girado hoy la visita fin de obra a esta actuación que ha permitido el refuerzo del firme en estas dos carreteras a lo largo de una longitud de 11,7 kilómetros -fotografías de la actuación-.

Antonino Burgos ha estado acompañado en su visita por el director general de Obras Públicas y Transportes, Víctor Garrido, y el alcalde de San Vicente de la Sonsierra, Javier Fernández.

Las obras ejecutadas por la empresa riojana Ismael Andrés han contemplado la reforma del firme en los 2,1 kilómetros de la carretera LR-316, así como los 9,6 kilómetros de la LR-317, en este caso, en los tramos de 4,1 kilómetros entre San Vicente de la Sonsierra y Rivas de Tereso y otro de 5,5 kilómetros desde este punto y el límite con Álava en el puerto de Peñacerrada.

Acondicionamiento del mirados de la Sonsierra

La actuación ha incluido el acondicionamiento del paraje denominado mirador de la Sonsierra gracias el asfaltado, la señalización y la colocación de una barandilla de seguridad con acabado en madera, un punto desde el cual se pueden apreciar las magníficas vistas sobre la Sonsierra riojana.