20 de agosto de 2012

El director general de Obras Públicas y Carreteras, Víctor Garrido, ha visitado las obras de arreglo de la carretera de Valdezcaray (LR-416), junto al alcalde de Ezcaray, Diego Bengoa.

El Gobierno de La Rioja ha invertido 234.600 euros en la mejora de las zonas del firme de la carretera de Valdezcaray (LR-416) que se encontraban en peor estado. La subida a la estación riojana de esquí se encuentra en condiciones adecuadas para acoger mañana la cuarta etapa de la Vuelta Ciclista a EspañaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, que partirá desde Baracaldo para llegar a Valdezcaray tras un recorrido de 160,6 kilómetrosEste enlace se abrirá en una ventana nueva.

El director general de Obras Públicas y Transportes, Víctor Garrido, junto al alcalde de Ezcaray, Diego Bengoa, ha girado hoy la visita fin de obra a esta actuación que ha permitido la mejora de las zonas mas deterioradas del firme de esta carretera.

Se trata de una carretera de montaña que sufre de manera especial las adversas condiciones climatológicas durante el invierno y, en consecuencia, hay una incidencia intensa de los trabajos de conservación en la red viaria, con la aplicación de sal y el paso diarios de los camiones quitanieves, con el fin de garantizar el acceso a ValdezcarayEste enlace se abrirá en una ventana nueva a los miles de usuarios que cada invierno disfrutan de estas instalaciones.

La Consejería de Obras Públicas, Política Local y Territorial, a través de la Dirección General de Obras Públicas y Transportes, adjudicó la mejora del refuerzo del firme esta carretera a la empresa riojana Ismael Andrés.

Técnica de reciclado de asfalto

En esta actuación se ha utilizado por primera vez en La Rioja un sistema de reciclado de asfalto, que resulta más económico y respetuoso con el medio ambiente. En concreto, esta técnica se ha empleado con resultados satisfactorios en el tramo de 3 kilómetros que se encontraba en peor estado en la parte alta del recorrido. En el resto de la carretera se ha procedido al refuerzo del firme en las zonas más afectadas.

Este sistema extrae el asfalto viejo existente en la calzada, lo recupera mediante un tratamiento con mezclas bituminosas y lo vuelve a extender, representando un ahorro de costes y una sensible mejora desde el punto de vista energético y medioambiental.

La Dirección General de Obras Pública y Transportes está trabajando para que el próximo año se pueda emplear esta técnica en el arreglo del resto del recorrido, 11 kilómetros, en un acondicionamiento completo de la vía.