16 de marzo de 2011

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha presentado el proyecto de ensanche y mejora de la LR-255 entre Alberite y Nalda. Este acto ha contado con la presencia de los Alcaldes de Alberite, Juan Pablo Sicilia, Albelda de Iregua, Amando González, y de Nalda, Domingo Ruiz.

En el transcurso de la misma, el titular de Obras Públicas ha destacado la ambición de un proyecto que conllevará una inversión superior a los seis millones de euros y que implica una mejora, exponencial, de la movilidad del área metropolitana, en un corredor, el del Iregua, que es un nudo fundamental de comunicaciones. Igualmente, el Consejero de Obras Públicas ha anunciado la intención de actuar en las carreteras que vertebran el área metropolitana de la capital riojana.

El proyecto presentado, que tiene un plazo de ejecución de quince meses, actuará sobre la LR-255 en dos tramos. El primero de ellos, entre Alberite y la travesía de Albelda, ya remodelada, y el segundo entre ésta y la intersección de la LR-255 con la N-111, en Nalda. En total, se remodelarán 5.250 y 3.320 metros, respectivamente.

Tal y como ha reconocido el Consejero de Vivienda y Obras Públicas, el objetivo de la actuación es potenciar la seguridad vial de una vía muy transitada, con curvas de escaso radio, plataforma estrecha y numerosos accesos directos a la misma como consecuencia de la existencia de caminos, fincas e industrias en sus márgenes.

La actuación, que aprovechará al máximo el trazado de la actual carretera, propone además la mejora de las intersecciones con el Polígono Industrial de La Yasa y la LR-440 con una glorieta, la reposición de los servicios de gas, luz, telefonía y saneamiento afectados, así como la renovación de la señalización horizontal y vertical, y la instalación de nuevas barreras de seguridad.

Así, la nueva calzada contará con carriles de 3,5 metros, arcenes de un metro y bermas de medio metro. Esta plataforma permitirá que los vehículos circulen a 80 kilómetros por hora. Por lo que respecta a las características de la glorieta, ésta tendrá carriles de 4,5 metros, arcén interior de un metro, exterior de 1,5 metros y bermas de 50 centímetros. En las proximidades de Alberite y Albelda, la nueva plataforma contará con aceras de 120 centímetros de anchura, con bordillo y rígolas para permitir la óptima canalización del agua así como con elementos de reducción de velocidad que incrementarán la seguridad vial de la LR-255.

Esta actuación obligará al corte del tráfico de la misma de manera que, como itinerario alternativo, se utilizará la N-111, paralela a la LR-255, permitiéndose el uso de ésta sólo para el acceso a los caminos de servicio. Para perturbar lo menos posible a los vecinos de los municipios y conductores habituales, primero se acometerá la renovación de un tramo para, una vez concluido éste, iniciar el segundo (el tramo entre Alberite y Albelda tiene un plazo de ejecución de 9 meses; el comprendido entre Albelda y la N-111, seis).