20 de febrero de 2007

Las prioridades formativas para este ejercicio están relacionadas con las ocupaciones de la construcción, la industria alimentaria y de la madera o mecánicos de vehículos de motor

El Gobierno de La Rioja invertirá 6.833.180,62 euros en nuevas acciones de formación y fomento del empleo para trabajadores desempleados y en activos durante el año 2007, dentro de su convocatoria anual de Formación e Inserción Profesional (Plan FIP) y de Formación para el Fomento del Empleo que ha publicado hoy el Boletín Oficial de La Rioja.

Estas dos convocatorias, que aprueba anualmente el Servicio Riojano de Empleo, incluyen cursos de formación profesional para desempleados, prácticas no laborales de alumnos en empresas y otras acciones complementarias -como las de orientación o el fomento de los emprendedores-, cuyo objetivo es adaptarse a las necesidades que demanda el mercado laboral y orientar a los desempleados de forma personalizada en la búsqueda de empleo.

Con estas acciones, el Servicio Riojano de Empleo tiene previsto mejorar las expectativas profesionales de 10.500 trabajadores desempleados y en activo.

Además, a estas dos nuevas convocatorias habría que añadir los convenios de formación que el Gobierno de La Rioja firma cada año con las entidades sociales y empresariales debido a la representación que ostentan o a la cofinanciación que aportan, así como la convocatoria de formación continua que se está impartiendo actualmente, con lo que el total del presupuesto destinado a formación para 2007 será de 11,17 millones de euros. Esta cuantía supone un 2,10% más que el año anterior.

Formación para desempleados y trabajadores en activo

Estas convocatorias anuales que publica hoy el Boletín Oficial de La Rioja integran la formación gratuita dirigida a los trabajadores riojanos, tanto en desempleo como en activo, con las que el Servicio Riojano de Empleo pretende anticiparse a las necesidades del mercado laboral y formar a los trabajadores en profesiones que demanda el mercado de trabajo riojano.

Las acciones formativas dirigidas a los desempleados tienen como objetivo fomentar las competencias profesionales de los riojanos que todavía no tienen un empleo a través de itinerarios adaptados a sus aptitudes actuales y a las expectativas más favorables para acceder a un puesto.

En este caso, el Servicio Riojano de Empleo primará las propuestas de cursos que permitan adquirir experiencia práctica y aquellas que aseguran la inserción laboral. También la formación de profesiones incluidas en el catálogo de ocupaciones de difícil cobertura.

Las prioridades formativas para desempleados detectadas para este año 2007 están relacionadas con:

- La construcción y edificación, sector que cuentan con ocupaciones de difícil cobertura como la de albañil, encofrador, escayolistas…

- La industria, sector en el que se detectan necesidades de formación en especialidades como fabricación mecánica (soldador), industrias alimentarias (panadero, pastelero, conservero…), de la madera, el mueble y el corcho

- Instalación y mantenimiento

- Conductores de camiones

- Mecánicos de vehículos de motor

- Sector servicios: comercio y marketing, vigilantes y guardias de seguridad, camareros…

En el caso de la formación dirigida a trabajadores en activo, los objetivos específicos se centran en mejorar la cualificación de estos trabajadores y su adaptabilidad, de manera que estén convenientemente preparados para la evolución de las necesidades requeridas por el sistema productivo y las nuevas modalidades de trabajo.

Las prioridades formativas para los trabajadores en activo se centrarán sobre todo en servicios administrativos y de oficina, comercio, construcción, transporte y mantenimiento de vehículos, industria agroalimentaria…