9 de noviembre de 2010

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha presentado el proyecto de reforma de la travesía de Anguciana que, en su primera fase, invertirá 409.944 euros. Al acto de presentación ha acudido el Alcalde de la localidad riojalteña, Jorge Loyo.

El titular de la Consejería de Obras Públicas, Antonino Burgos, ha recordado que estas obras ya se han licitado con el objetivo de "agilizar al máximo la reforma de la LR-202". Burgos ha incidido en que con la realización de esta remodelación el Gobierno de La Rioja persigue "acondicionar una de las principales calles de Anguciana (en este caso la Avenida del Príncipe de Asturias) con el objetivo de conciliar, de forma ágil, segura y cómoda, el tráfico rodado y el peatonal". "Esta reforma", ha completado, "implica potenciar de forma decidida la seguridad vial de la travesía a su paso por este municipio".

Por lo que respecta a los plazos de actuación, Antonino Burgos ha señalado que las obras "estarán concluidas en la próxima primavera para, a continuación, emprender la segunda fase de la reforma".

El proyecto de reforma presentado actuará sobre los 365 metros de la LR-202 a su paso por el núcleo urbano. Entre sus principales virtudes destaca la introducción de nuevos elementos de reducción de velocidad (se dispondrá pasos sobreelevados y ‘lomos de asno’), la eliminación del seto y de los actuales alcorques para mejorar la visibilidad de peatones y conductores, la colocación de una barrera de protección para los motoristas, en el denominado Camino de Malzapato, así como la prohibición de aparcar a lo largo de la travesía. Actuaciones todas ellas que redundarán en una mayor seguridad.

Por lo que respecta a las características de la travesía, la calzada contará con una anchura de 6,30 metros, con aceras de anchura variable, nuevos alcorques metálicos para los árboles de porte urbano, baldosas diferenciadas en los pasos de peatones y nueva señalización, tanto horizontal como vertical.

En cuanto a los servicios, se dispondrán nuevas canalizaciones para el drenaje de las aguas pluviales y nuevos sumideros mientras que se repondrán todos los puntos de alumbrado a lo largo de la travesía.