2 de diciembre de 2009

El Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Administraciones Públicas y Política Local, ha impulsado una declaración institucional a la que se han unido diversas entidades para promover un uso seguro de las Tecnologías de la Información y la Comunicación entre los menores riojanos.

En concreto, por parte del Ejecutivo riojano colaborarán en esta iniciativa la Agencia del Conocimiento y la Tecnología, la Consejería de Educación y el Instituto de la Juventud de La Rioja. Y se han unido a esta declaración el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, la Defensora del Pueblo de La Rioja, el Juez de Menores de La Rioja, Unicef y las Asociaciones de Padres de Alumnos.

En esta declaración institucional que hoy se ha firmado todas las entidades se comprometen a impulsar una serie de iniciativas para fomentar un uso correcto de las tecnologías de la información y la comunicación entre los menores riojanos.

La declaración institucional incluye también la adhesión, divulgación y puesta en práctica del Decálogo de eDerechos de los niños y niñas en internet de Unicef. Este decálogo recoge una serie de puntos y derechos relacionados con el acceso a la información de los menores, a la no discriminación, así como a la protección frente a las amenazas de la red, a la capacidad de mejorar su desarrollo personal, recibir educación, a la intimidad en las comunicaciones, y, en definitiva, el derecho de los niños a beneficiarse de las TIC.

Las actuaciones promoverán la seguridad en el uso de las TICs en todos los niveles de usuarios implicados: niños, jóvenes, madres y padres, tutores, psicólogos, expertos, responsables de redes sociales y fuerzas de seguridad.

Partiendo de la base de que el uso de Internet y de las redes sociales es a priori positivo, el resultado de la unión de menores de edad y TICs, unido a falta de hábitos de navegación e interrelación seguros, ha generado toda una serie de problemáticas asociadas generalmente a la privacidad de los datos personales, a la utilización injuriosa o lesiva de Internet y las redes sociales o a la pérdida de la seguridad personal y familiar debido a la relación con desconocidos. A través de distintas actuaciones se trabajará para concienciar a los menores sobre un uso seguro de internet.

El acuerdo suscrito hoy incluye la creación de un grupo de vigilancia para alertar de las nuevas prácticas negativas que se produzcan en internet y que motiven la necesidad de una orientación específica para los menores. Asimismo, se tendrán en cuenta las buenas prácticas para divulgar un uso apropiado de las TIC.

Además, el Observatorio Riojano para la Sociedad de la Información de la Agencia del Conocimiento y la Tecnología realizará estudios específicos sobre el uso de internet y las redes sociales entre los menores de edad con cuestionarios encauzados a detectar el tipo de uso y los hábitos de seguridad con los que los jóvenes se acercan a las tecnologías de la información y la comunicación.

Desde el Gobierno riojano se continuarán desarrollando acciones formativas dirigidas especialmente a los educadores, iniciativas divulgativas dirigidas a los menores y mesas redondas con expertos sobre seguridad en la red.

Decálogo de eDerechos de los niños y niñas en internet de Unicef


1. Derecho al acceso a la información y la tecnología, sin discriminación por motivo de sexo, edad, recursos económicos, nacionalidad, etnia, lugar de residencia, etc. En especial este derecho al acceso se aplicará a los niños y niñas discapacitados.

2. Derecho a la libre expresión y asociación. A buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de todo tipo por medio de la Red. Estos derechos sólo podrán ser restringidos para garantizar la protección de los niños y niñas de informaciones y materiales perjudiciales para su bienestar, desarrollo e integridad; y para garantizar el cumplimiento de las leyes, la seguridad, los derechos y la reputación de otras personas.

3. Derecho de los niños y niñas a ser consultados y a dar su opinión cuando se apliquen leyes o normas a Internet que les afecten, como restricciones de contenidos, lucha contra los abusos, limitaciones de acceso, etc.

4. Derecho a la protección contra la explotación, el comercio ilegal, los abusos y la violencia de todo tipo que se produzcan utilizando Internet. Los niños y niñas tendrán el derecho de utilizar Internet para protegerse de esos abusos, para dar a conocer y defender sus derechos.

5. Derecho al desarrollo personal y a la educación, y a todas las oportunidades que las nuevas tecnologías como Internet puedan aportar para mejorar su formación. Los contenidos educativos dirigidos a niños y niñas deben ser adecuados para ellos y promover su bienestar, desarrollar sus capacidades, inculcar el respeto a los derechos humanos y al medio ambiente y prepararlos para ser ciudadanos responsables en una sociedad libre.

6. Derecho a la intimidad de las comunicaciones por medios electrónicos. Derecho a no proporcionar datos personales por la Red, a preservar su identidad y su imagen de posibles usos ilícitos.

7. Derecho al esparcimiento, al ocio, a la diversión y al juego, también mediante Internet y otras nuevas tecnologías. Derecho a que los juegos y las propuestas de ocio en Internet no contengan violencia gratuita, ni mensajes racistas, sexistas o denigrantes y respeten los derechos y la imagen de los niños y niñas y otras personas.

8. Los padres y madres tendrán el derecho y la responsabilidad de orientar, educar y acordar con sus hijos e hijas un uso responsable de Internet: establecer tiempos de utilización, páginas que no se deben visitar o información que no deben proporcionar para protegerles de mensajes y situaciones peligrosas, etc. Para ello los padres y madres también deben poder formarse en el uso de Internet e informarse de sus contenidos.

9. Los gobiernos de los países desarrollados deben comprometerse a cooperar con otros países para facilitar el acceso de éstos y sus ciudadanos, y en especial de los niños y niñas, a Internet y otras tecnologías de la información para promover su desarrollo y evitar la creación de una nueva barrera entre los países ricos y los pobres.

10. Derecho a beneficiarse y a utilizar en su favor las nuevas tecnologías para avanzar hacia un mundo más saludable, más pacífico, más solidario, más justo y más respetuoso con el medio ambiente, en el que se respeten los derechos de todos los niños y niñas.