24 de julio de 2007

El Gobierno de La Rioja formará a más de 14.000 trabajadores ocupados en el año 2007 con el objetivo de mejorar su calificación y de estar preparados para la evolución del sistema productivo. Esta cifra supone que el 10% de nuestros trabajadores recibirán algún tipo de formación en un solo año.

Para gestionar una parte de esta formación, La Rioja ha recibido hoy 589.464 euros adicionales en la distribución territorial de fondos para el año 2007, que se ha aprobado en la XXXV Conferencia Sectorial para Asuntos Laborales celebrada esta tarde en Madrid, en la que ha participado el consejero de Industria, Innovación y Empleo, Javier Erro. Con la cantidad aprobada hoy, La Rioja dispondrá de un total de 3.007.329 millones de euros para formación continua en el año 2007.

La formación continua tiene como objetivo mejorar la cualificación y especialización profesional de los trabajadores ocupados, de manera que estén convenientemente preparados para la evolución de las necesidades requeridas por el sistema productivo y las nuevas modalidades de trabajo.

Esta formación se complementaría con las otras dos convocatorias de Formación e Inserción Profesional (Plan FIP) y de Formación para el Fomento del Empleo que gestiona el Gobierno de La Rioja anualmente, dirigidas a trabajadores en desempleo y en activo. Con estas acciones, el Servicio Riojano de Empleo tiene previsto mejorar las expectativas profesionales de más de 14.000 trabajadores.

Reuniones con el sector del textil

Además, en esta reunión, en la que han participado representantes de las Administraciones del Estado y de las Comunidades Autónomas,

se ha analizado, entre otros, el proyecto de Real Decreto por el que se establecen medidas para facilitar la adaptación laboral del sector textil y de la confección a los cambios estructurales en el comercio mundial.

En este sentido, el consejero de Empleo ha lamentado que el Ministerio de Trabajo no haya incluido en el citado proyecto normativo la propuesta del Gobierno de La Rioja de enmarcar el conjunto de medidas previstas en un itinerario de inserción para el trabajador afectado, con el objetivo de facilitar su reinserción en el mercado laboral en el menor tiempo posible.

Además, Javier Erro tiene previsto reunirse próximamente con los representantes del sector para informarles de los beneficios de este nuevo proyecto normativo, dirigido a paliar los efectos negativos de los cambios estructurales del comercio mundial en el sector textil.