4 de febrero de 2011

El Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Industria, Innovación y Empleo, ha facilitado operaciones de crédito por un valor de más de 39 millones de euros a 56 empresas riojanas mediante avales, tal y como ha destacado el Consejero de Industria, Innovación y Empleo, Javier Erro, en la comparecencia celebrada esta tarde para explicar la política de avales que lleva a cabo su departamento.

Principios de la política de avales
En su comparecencia, Javier Erro, ha explicado que la política de avales del Gobierno de La Rioja, tiene dos objetivos fundamentales: garantizar el desarrollo de proyectos de las empresas riojanas y mantener los puestos de trabajo de las mismas.

"Los principios fundamentales que inspiran esta política son el análisis de la viabilidad económica de las empresas solicitantes de avales, el estudio del escenario y marco financiero adecuado a la situación de mercado y servir de herramienta clave para lograr el acceso a la financiación bancaria" resaltó Erro.

Procedimiento para la concesión de avales
El procedimiento administrativo para la concesión de avales por la Comunidad Autónoma de La Rioja está previsto en las siguientes normas: la Ley 9/2010 de 16 de diciembre, de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de La Rioja para el año 2011, el Decreto 16/1993, de 6 de abril, por el que se regula la concesión de avales de la Comunidad Autónoma de La Rioja y la Orden 21/2009, de 18 de febrero, de la Consejería de Industria, Innovación y Empleo, de concesión de avales por la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja.

Estas normas recogen la documentación necesaria que debe acompañar las solicitudes de los avales: una memoria de la empresa sobre su actividad y evolución, la documentación acreditativa de la constitución de la sociedad, balances de la situación de la empresa y cuentas de resultados, así como el informe de auditoría referido a los últimos tres ejercicios cerrados, entre otros.

Presentada esta completa documentación se inicia el estudio de viabilidad, "requisito imprescindible para la concesión del aval", explicó Erro. El estudio de viabilidad es realizado en primer término por una empresa externa y posteriormente validado por Ader Infraestructuras, Financiación y Servicios "quien realiza una revisión pormenorizada de la situación económico-financiera de la empresa con el objetivo de determinar la viabilidad del proyecto presentado y, por tanto, la capacidad de retorno financiero del mismo".

Una vez realizado el estudio de viabilidad de la empresa se abren dos vías de trabajo paralelas, por un lado de la empresa con la entidad financiera correspondiente para determinar la operación financiera que será avalada y por otro, se inician los trámites internos para la aprobación del aval, de acuerdo a la normativa vigente.