21 de noviembre de 2008

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha reclamado hoy, una vez más, al Gobierno de España, que ejecute las obras de infraestructuras que tiene pendiente de llevar a cabo en la Comunidad para contribuir “a generar actividad económica y empleo”.

En una comparecencia ante los medios de comunicación, Pedro Sanz ha afirmado que “no hay muchas ganas de invertir en La Rioja por parte del Gobierno de España porque el déficit público, que puede llegar al 3% o al 4% según decía ayer el propio Presidente del Gobierno, no se traduce en inversiones en esta Comunidad Autónoma”.

Por ello, ha solicitado “que abran el nuevo tramo de la N-120 si está terminada y continúen las obras, que comience de una vez por todas la presa de Enciso y el resto de las presas, que se acabe el enlace de la N-111 con Navarra, que comiencen las obras en la N-232”.

Asimismo, se ha referido al Museo de La Rioja, cuyas obras de rehabilitación están paralizadas desde 2005, y ha recalcado que esta situación “es la constatación clara de la incapacidad del Gobierno para llevar a cabo y de las promesas incumplidas del Gobierno de España con esta Comunidad Autónoma”.

Pedro Sanz ha calificado la actuación del Gobierno central sobre el Museo de La Rioja como “una burla y un insulto a los riojanos y a las instituciones: Ayuntamiento de Logroño y al Gobierno de La Rioja”.

Ante esta situación, Pedro Sanz ha señalado que ha dado instrucciones al Consejero de Educación para que hable con el Ministro de Cultura y le exprese la disposición del Ejecutivo riojano a ejecutar las obras “siempre y cuando el Gobierno de España nos transfiera los fondos correspondientes y verán si empiezan y terminan pronto las obras del Museo”.