9 de diciembre de 2011

consejo2

El Gobierno regional ha autorizado hoy la inversión de 1.415.536,89 euros en las obras de refuerzo del firme en el tramo de la carretera LR-209 comprendido desde su conexión en Tirgo con la N-232 hasta el límite con la provincia de Burgos tras su paso por Sajazarra.

El proyecto elaborado desde la Dirección General de Obras Públicas y Transportes establece un plazo de ejecución de seis meses para esta actuación con la que se pretende mejorar las condiciones de seguridad vial de una de las principales infraestructuras de comunicación de La Rioja Alta, que permite la conexión entre las localidades de Cellórigo, Galbárruli, Castilseco, Villaseca y Sajazarra, facilita los desplazamientos hasta Haro y Logroño y sirve de enlace con la comarca de Miranda de Ebro.

La LR-111 se encuentra deteriorada como consecuencia del paso del tiempo que ha motivado el desgaste de la calzada. Asimismo, la actuación pretende homogeneizar los tres tramos de esta carretera: la conexión con la N-232-A y la nueva N-232; el trazado entre la N-232 y Sajazarra y, por último, el trayecto desde esta localidad hasta el límite provincial con Burgos.

La obra contempla el sellado de las fisuras, la pavimentación de la calzada, la mejora del drenaje y la reposición de señalización y balizamiento. Con todo ello se pretende poner a disposición del público una infraestructura viaria en las mejores condiciones de uso y seguridad vial.

Además, el Gobierno de La Rioja ha aprobado hoy destinar 998.390,55 euros a las obras de refuerzo del firme en el tramo de la carretera LR-111 comprendido entre las localidades de Valgañón y Ojacastro.

Esta carretera discurre entre el límite provincial de La Rioja con Burgos y Haro y atraviesa infraestructuras básicas en la red de comunicaciones viarias de la Comunidad Autónoma, como las carreteras N-120 y N-232 y la autopista AP-68 y en su extremo próximo al municipio jarrero conecta con la carretera N-124.

El tramo entre Ojacastro y Valgañón presenta deficiencias que aconsejan una inmediata intervención para mejorar las condiciones de seguridad de los conductores que circulan por esta vía.

La actuación contempla la remodelación del firme en las travesías urbanas de Ojacastro, Ezcaray, Zorraquín y Valgañón y los tramos interurbanos entre estas localidades. El plazo de ejecución previsto es de seis meses.Asimismo las obras incluyen la limpieza de la mayoría de las obras de fábrica existentes en la zona, la elevación de las bandas protectoras, la reposición de las señales de circulación, paneles y carteles direccionales, junto con la señalización horizontal y vertical y la instalación de rígolas, badenes de hormigón y reductores de velocidad.