28 de septiembre de 2010

El Gobierno de La Rioja desmiente categóricamente las falacias formuladas por el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Logroño en el que acusa, a través de un comunicado remitido a los medios de comunicación, al Ejecutivo regional de "acosar a la ciudad de Logroño y a todos sus vecinos".

Estas acusaciones son un episodio más de la "campaña de mentiras" iniciada por el Ayuntamiento de Logroño y que tienen por objetivo presentarse ante la opinión pública como víctimas de un acoso inexistente. Este estilo no responde ni a las prácticas ni a las intenciones del Ejecutivo regional, que hoy, precisamente, con la firma del Transporte Metropolitano, da una muestra más de su compromiso con los logroñeses ya que este nuevo servicio, que sufragará íntegramente el Gobierno de La Rioja, beneficia de manera evidente a Logroño y sus ciudadanos.

El Gobierno de La Rioja quiere dejar claro que la Consejería de Vivienda y Obras Públicas envió una carta por correo ordinario al Alcalde de Logroño el miércoles 22 de septiembre y al día siguiente envió copia de esa misma carta por fax (se adjunta copia de la carta enviada y registro del fax enviado). El mismo procedimiento se utilizó para invitar a los demás alcaldes de los municipios del área metropolitana que sí han asistido al acto. Desde el Gobierno de La Rioja, "ni se persigue ni se castiga a los ciudadanos logroñeses", como dice la nota municipal. Más al contrario, el Gobierno de La Rioja lamenta las ausencias reiteradas del Alcalde de Logroño de los actos del Gobierno de La Rioja que tienen que ver con la puesta en marcha de importantes infraestructuras para Logroño como la variante de La Estrella, la remodelación del Polígono Cantabria y, ahora, el Metropolitano. Por cierto, los únicos alcaldes que han faltado al acto del día de hoy son alcaldes socialistas.