20 de octubre de 2009

El Gobierno de La Rioja considera que las explicaciones ofrecidas esta mañana por el Alcalde de Logroño, Tomás Santos, en relación con el auto del Tribunal Constitucional que inadmite el conflicto planteado contra la modificación del artículo 196 de la LOTUR por resultar notoriamente infundado, carecen de la más mínima lógica jurídica.

Las argumentaciones de Santos no tienen ninguna lógica jurídica porque las obras contenidas en proyectos de urbanización tramitados conforme a la LOTUR están exentas de licencia de obras por el propio Plan General de Logroño, como ha ocurrido con todos los proyectos de urbanización desarrollados en los últimos años en Logroño en los diferentes sectores de la ciudad, entre los que figuran Valdegastea, La Cava o Fardachón.

Además, el Alcalde de Logroño demuestra con sus afirmaciones que no sabe distinguir las obras incluidas en el proyecto de zona de interés regional de las obras de edificación posteriores, que se llevarán a cabo una vez que el proyecto y la urbanización estén debidamente aprobados.

En definitiva, el Gobierno de La Rioja cree que estamos ante una reacción desesperada de Tomás Santos por el mal lugar en que ha dejado a los 35 ayuntamientos que se han sumado a su causa "notoriamente infundada". Santos mezcla de manera caótica todos los asuntos urbanísticos dando muestras de su incapacidad para ejercer una política urbanística clara, al tiempo que exhibe una nueva muestra de ese victimismo que afirma no ejercer.