22 de agosto de 2011

El Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Educación, Cultura y Turismo, destinará el próximo curso 80.000 euros a las ayudas individualizadas al transporte escolar, según ha sido publicado en el Boletín Oficial de La Rioja hoy.

Estas ayudas, que deben solicitarse a través de los Centros Educativos a los que asista el alumno, tienen por objeto colaborar en la financiación de los gastos corrientes de transporte que tienen que asumir alumnos residentes en la región que no pueden hacer uso de las rutas de transporte escolar gestionadas por la Consejería de Educación, Cultura y Turismo. Además, mediante estas ayudas se podrán considerar subvencionables los gastos corrientes en concepto de residencia, al igual que en años anteriores.

Su importe económico varía en función de la distancia que debe recorrer el alumno. Así por ejemplo, las ayudas diarias oscilan entre los 324 euros por curso si la distancia que debe recorrerse es de hasta 10km y los 781 si la distancia es de más de 40 km, mientras que si sólo se solicita la ayuda para fines de semana, éstas oscilan entre los 121 euros si la distancia a recorrer es de hasta 20km y las de hasta 376 euros si es superior a 50km.

Los tres supuestos en los que se pueden solicitar estas ayudas son los siguientes:
• Alumnos residentes en La Rioja escolarizados en 2º Ciclo de Educación Infantil, Enseñanza Obligatoria (incluidas las Secciones Bilingües) que no disponen en la localidad donde tengan fijado su domicilio familiar de centro docente adecuado a su nivel de estudios y que no pueden hacer uso de las rutas de transporte escolar contratadas por la Consejería competente en materia de Educación para asistir cada día a clase.

• Alumnos residentes en La Rioja escolarizados en Escuelas-Hogar u otros centros con residencia y que dependen de la Dirección General de Educación, para el traslado a sus respectivos domicilios durante los fines de semana, cuando la Consejería no tenga el servicio de transporte escolar.

• Alumnos con discapacidades físicas y necesidades educativas que cursan Bachillerato o Ciclos Formativos de Grado Medio y que deben desplazarse de su localidad de residencia a un centro de otra localidad, en el que existan los recursos personales y materiales necesarios para atender sus necesidades educativas, que no puedan disfrutar del transporte escolar ordinario en función de la especificidad de su capacidad y que, salvo por motivos de enfermedad claramente justificados, no hayan repetido el curso escolar en que solicitan la ayuda de transporte.

Existen también algunos supuestos que no encajan en los anteriores pero que sí podrían solicitar estas ayudas de forma excepcional y son los siguientes:
• Alumnos residentes y escolarizados en La Rioja en Educación Infantil o en Educación Básica con una necesidad específica de apoyo educativo, siempre que existan circunstancias extraordinarias que así lo aconsejen y previo informe razonado del Servicio de Atención a la Diversidad.

• Alumnos residentes en La Rioja y escolarizados en Educación Infantil y Educación Básica en centros educativos de Comunidades Autónomas limítrofes, por ser éstos más próximos a su localidad de empadronamiento que los existentes en un municipio riojano, siempre y cuando no dispongan, en la localidad donde tengan fijado su domicilio familiar de un centro docente adecuado al nivel de estudios que deben cursar y no puedan hacer uso de las rutas de transporte escolar contratadas por la Consejería.

En el supuesto de que se trate de alumnos con necesidades educativas especiales, estas ayudas podrán financiar, previo informe del Servicio competente en materia de atención a la diversidad, los gastos de residencia (internado y manutención) derivados de la escolarización en dichos centros.

• Alumnos cuyo horario lectivo les impida el acceso a las rutas de transporte escolar establecidas y a los servicios de transporte público regular para trasladarse de sus domicilio a su centro educativo y que estén cursando primero de Bachillerato; o que hayan visto afectado su horario por estar escolarizados en una Sección Bilingüe dentro de la enseñanza no obligatoria; o que estén incluidos dentro de los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI).