2 de noviembre de 2015

La Dirección General de Urbanismo y Vivienda ha concedido 588 ayudas a inquilinos con el objetivo de facilitar el acceso a la vivienda, en especial a aquellas familias con más dificultades económicas. Los beneficiarios recibirán una ayuda media de 130 euros al mes con el objetivo de reducir el esfuerzo económico necesario para afrontar el pago de la renta.

El presupuesto para atender la convocatoria de ayudas al alquiler de vivienda asciende a 920.000 euros. Los beneficiarios recibirán una ayuda media de 1.564,6 euros al año, lo que permitirá sufragar hasta el 40% del precio de la renta. De esta manera, los 130 euros que recibirán de media cada mes les permitirá afrontar con mayores garantías el alquiler medio de 326 euros. La ayuda se concede por un año y se podrá prorrogar en las siguientes convocatorias.

Las ayudas a inquilinos constituyen el programa prioritario dentro del Plan de Vivienda de La Rioja 2013-2016. A la convocatoria de este año se presentaron 816 solicitudes. La Dirección General de Urbanismo y Vivienda amplió a 1.043.000 euros el presupuesto para atender a todos los solicitantes que cumplieran con los requisitos.

Los requisitos de esta convocatoria establecen que los beneficiarios deben tener nacionalidad española o residencia legal en España; los ingresos de la unidad familiar deben ser inferiores a 18.637 euros o 22.365 euros en caso de contar con cargas familiares; un alquiler igual o inferior a 450 euros mensuales y, por último, que el esfuerzo económico al pago del alquiler sea superior al 25% de los ingresos. Además deben estar al corriente de las obligaciones tributarias y con la Seguridad Social.

Esta línea de ayuda se incluyen dentro del Plan de Vivienda de La Rioja 2013-2016, que cuenta con un presupuesto de 17,6 millones de euros en este periodo, para impulsar el acceso a la vivienda a través de alquileres a precios asequibles y la rehabilitación edificatoria y la recuperación de espacios urbanos degradados.