3 de diciembre de 2007

El Gobierno de La Rioja está colaborando con la Federación Riojana de Organizaciones en favor de las Personas con Discapacidad Psíquica (FEAPS-La Rioja) en la construcción de un Centro de Enseñanza Integral dirigido a la capacitación laboral de personas con discapacidad psíquica provenientes de la zona central y periférica de la capital de El Salvador, San Salvador.

La actuación es posible, además, gracias al trabajo desempeñado en El Salvador por ASPAPREM (Asociación Salvadoreña Pro Ayuda de la Persona con Retardo Mental), que mantiene un contacto constante con FEAPS-La Rioja para poder llevar adelante el proyecto.

De hecho, la complejidad de la iniciativa ha llevado a ambas entidades a plantearse la obra en varias etapas. Se da la circunstancia de que la inestabilidad sísmica de la ciudad de San Salvador ha supuesto un riesgo que ha hecho necesaria la inversión de mucho tiempo y recursos en la colocación de estructuras viables y seguras.

La colaboración se gestó en 1999, año en el que FEAPS-La Rioja se puso en contacto con ASPAPREM a través del Plan Estratégico de FEAPS XXI en Hispanoamérica. En un primer momento, ambas entidades trataron de unir esfuerzos para intentar mejorar las condiciones del Centro Laboral de la asociación salvadoreña, llamado 'El Progreso'. Por ello, los primeros proyectos de colaboración se dedicaron al equipamiento de los talleres de 'El Progreso', un centro que pronto se quedó pequeño para atender las necesidades de las personas con discapacidad psíquica de la zona.

'Progres@mos juntos' es la suma de varios proyectos anuales que arrancaron en 2001, si bien la gran actuación -la construcción del nuevo Centro- dio comienzo en 2005.

Ya en 2002, la visita al Centro del Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, y del Embajador de España en El Salvador, hizo posible que la Administración salvadoreña cediera un terreno en el que poder construir un nuevo Centro que ofreciera las condiciones necesarias para que sus usuarios pudieran integrarse en la realidad sociolaboral del país.

Objetivos específicos

El Centro se plantea con dos objetivos específicos. Por un lado, la construcción de una infraestructura que aglutine las áreas docentes, laborales, deportivas, administrativas y de servicios generales, además de la creación de talleres de capacitación en las especialidades de panadería, costura, carpintería y vidrio.

Por otra parte, se pretende que el Centro pueda servir de proyecto piloto. Con este fin, contará con una oficina de consulta y asesoría para otras asociaciones de padres que estén interesados en desarrollar actuaciones similares que den respuesta a jóvenes con discapacidad de otros puntos del país.

Hay que tener en cuenta que la situación de las personas con discapacidad en El Salvador dista mucho de la realidad que se vive en España. De hecho, la actual falta de recursos y la escasa sensibilización hacia esta problemática han motivado que la mayor parte de personas que padecen una discapacidad carezcan de oportunidades de acceder a una educación integral.

Posibles beneficiarios

Los beneficiarios del Centro serán 150 personas con discapacidad intelectual. Por un lado, tendrá cabida para niños y jóvenes de 7 a 21 años de edad en periodo escolar, que podrán recibir educación especial. Además, a partir de los 12 años, esta formación se alternará con programas de capacitación laboral.

Asimismo, podrán ser usuarias de las instalaciones las personas con discapacidad intelectual mayores de 21 años, quienes tendrán la oportunidad de ocuparse en programas laborales y de empleo remunerado.

Características del proyecto

El nuevo Centro, que entrará en completo funcionamiento a lo largo de 2008, tendrá una superficie construida de 1.614 metros cuadrados. Las obras de construcción se han dividido en varias etapas: diseño; terracería y muros de contención; estabilización de taludes, construcción del primer módulo (edificio B); y construcción del segundo módulo (edificio A). En la actualidad, se encara la recta final del proyecto.

El edificio B, que cuenta con 698,75 metros cuadrados, consta de los siguientes servicios: escuela (4 aulas con los correspondientes servicios sanitarios); taller de panadería; oficinas; enfermería con servicio de asistencia psicológica; y salón de usos múltiples.

El edificio A, de 415,44 metros cuadrados, se compone, entre otras dependencias, de: talleres de costura; carpintería y bodegas; servicios sanitarios; y oficinas de dirección. La actuación se rematará con trabajos complementarios, como la construcción de una caseta de control, vestuarios y la instalación de una cisterna.

FEAPS-La Rioja cuenta con más de 80 voluntarios y, a su vez, está integrada por cuatro asociaciones: la Asociación Síndrome X-Frágil de La Rioja (ARFRAX), la Asociación Rioja Pro-Personas con Deficiencia Psíquica (ARPS), la Asociación Promotora de Personas Adultas con Discapacidad Intelectual (ASPRODEMA) y la Fundación Tutelar Rioja Pro-Personas con Discapacidad Intelectual (FUTURIOJA).

Por su parte, ASPAPREM se constituyó en 1994 y, desde entonces, se ha dedicado a intentar facilitar una salida laboral y una ocupación a las personas con discapacidad psíquica de la ciudad de San Salvador.

Desde 1995, el Gobierno de La Rioja ha llevado a cabo un total de 38 proyectos de cooperación al desarrollo en El Salvador por un importe global de 2.188.715,52 euros. Estos datos convierten a El Salvador en el país centroamericano que más Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) ha recibido de La Rioja, y el segundo del continente americano, por detrás de Perú.