1 de agosto de 2011

El Gobierno de La Rioja ha calificado de habitual el ajuste de habitaciones en funcionamiento en el Hospital San Pedro durante el mes de agosto y ha recordado que es una medida que viene realizándose desde hace más de 30 años.

Ante las últimas declaraciones del sindicato de enfermería SATSE en relación a este tema, el Ejecutivo riojano niega que el cierre de camas se deba a un recorte económico sino a la reducción habitual de actividad en esta época del año, que suele ser un periodo dedicado tradicionalmente a labores de mantenimiento y adecuación de los servicios.

Asimismo, recuerda que en el Hospital San Pedro no hay camas cruzadas en los pasillos y todas las habitaciones son siempre y a lo largo de todo el año individuales. Del mismo modo, el Gobierno asegura que esta reducción, habitual durante el verano ante una menor población de referencia, no afectará en ningún caso a la atención al paciente, que cumplirá con los estándares de calidad de la sanidad riojana.

De cualquier forma, el cierre de camas durante el mes de agosto es en La Rioja del 8%, un porcentaje muy alejado de la media nacional indicada por el propio sindicato en su nota y que se sitúa en el 20%.

Igualmente, y en cuanto a la Atención Primaria, el Gobierno de La Rioja incide en que los servicios serán durante este mes de agosto los requeridos para garantizar la correcta atención al paciente riojano. Esto implica que determinadas localidades, en las que aumenta la población de referencia, vean ampliados el número de efectivos médicos para responder a la demanda, mientras que en otras, este número se reduce. Todo ello en base a un ajuste de la demanda, no en base a criterios de recorte económico.

Por último, el Gobierno quiere dejar claro que el número de sustituciones tramitadas para los servicios sanitarios durante el mes de agosto en la comunidad son similares a las de otros años.