21 de enero de 2011

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy el Decreto que regula la intervención integral en atención temprana en La Rioja, cuyo objetivo principal es la coordinación de actuaciones de los tres sistemas implicados (salud, educación y servicios sociales) creando un modelo unificador que permita una evaluación continua de las intervenciones sin perjuicio de las actuaciones que en el marco de competencias desarrollen los sistemas anteriormente mencionados.

Además, con el Decreto, el Gobierno de La Rioja añade un nivel adicional al establecido en la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia, al extender el derecho a la atención temprana "a toda la población infantil riojana de 0 a 6 años con trastornos en su desarrollo o que tienen el riesgo de padecerlos, tratando de prevenir y compensar las desventajas transitorias o permanentes a través de una atención individualizada de carácter preventivo, asistencial, habilitador y orientada tanto a esta población infantil como a su entorno familiar y social", mientras que la Ley 39/2006 lo limita a los menores de 3 años en situación de dependencia.

Entre sus aspectos más significativos, el Decreto plantea también una asistencia integral de calidad porque se concibe como un espacio en el que interactúan los tres sistemas de protección, de forma que las actuaciones se lleven a cabo desde una perspectiva interdisciplinar y se articulen como un modelo de intervención más amplio y global que tenga en cuenta todos los factores implicados que afecten a las necesidades reales de los menores.

Por ello, la normativa plantea "un modelo unificador y evaluador de la intervención en atención temprana en La Rioja". En concreto, el objetivo es que, a través de la coordinación, se posibilite "la mejora o el desarrollo de los recursos específicos de atención temprana", procurando su optimización y una complementariedad de las intervenciones con el menor, su familia y su entorno, sin que se produzca una duplicidad de servicios.

Con todo ello, se busca una intervención directa, e indirecta con la familia y con el entorno del menor, con el fin de reducir los efectos de una deficiencia o déficit sobre el conjunto global del niño o la niña que se encuentre o pueda encontrarse en una situación de:
• de riesgo ambiental con unas condiciones sociales poco favorecedoras o de desprotección (ya sea en riesgo o en desamparo), siempre que esas condiciones alteren su proceso madurativo
• retraso o cualquier otro factor o signo biológico de riesgo que durante el periodo pre, peri y postnatal, hayan estado sometidos a situaciones que podrían alterar su proceso madurativo, como puede ser la prematuridad, el bajo peso o la anoxia al nacer
• retraso o cualquier otro factor o signo biológico de riesgo, desviaciones o discapacidades del desarrollo establecidas, transitorias o permanentes, o discapacidades de tipo cognitivo, de la movilidad, de la comunicación o sensoriales.

Entre los principios que regirán la intervención, se pueden destacar la universalidad y la igualdad de oportunidades, la integración social, el interés superior del menor, la coordinación, la descentralización y territorialización, la calidad y la sostenibilidad.

En la norma aprobada hoy por Consejo de Gobierno, se establece la intervención en atención temprana desde la prevención a través de tres niveles:

• prevención primaria: tiene como objetivo evitar las condiciones que puedan conllevar la aparición de deficiencias o trastornos en el desarrollo infantil
• prevención secundaria: pretende detectar y diagnosticar precozmente la aparición de deficiencias o trastornos en el desarrollo o el riesgo de padecerlos desde cada uno de los sistemas implicados
• prevención terciaria: mediante las actuaciones para eliminar o reducir las consecuencias negativas de los trastornos o disfunciones detectadas en el desarrollo del menor

Asimismo, el Decreto determina las funciones de la intervención y las causas de finalización de la misma.

En cuanto a los recursos para la intervención integral en atención temprana en La Rioja, el Decreto establece que:

• el desarrollo de la intervención se llevará a cabo a través de los recursos de los tres sistemas, sanitario, educativo y de servicios sociales, señalados en sus respectivas carteras de servicios y prestaciones de atención temprana

• el acceso a los recursos de los tres sistemas implicados y las acciones a desarrollar por los mismos se planificará de forma coordinada, de conformidad con los protocolos de coordinación y derivación que se establezcan, procurando una complementariedad de las intervenciones con el menor, su familia y su entorno, desde los tres sistemas sin que pueda producirse en ningún caso una duplicidad de servicios

Con respecto al principio regidor de la coordinación, el Decreto establece la misma a través de dos Comisiones, la Comisión Directora de Atención Temprana (encargada de fijar las líneas estratégicas de acción), y la Comisión Técnica de Atención Temprana (dedicada a la coordinación y seguimiento de las intervenciones).

Las funciones de la Comisión Directora de Atención Temprana son, entre otras:

• la elaboración de la planificación anual previa valoración de las recomendaciones y propuestas recibidas de la Comisión Técnica de Atención Temprana
• promover la coordinación entre los sistemas implicados en la atención temprana y el desarrollo de la cartera de servicios propios de cada sistema de acuerdo a las competencias que les son propias
• la revisión y determinación de la actualización de los correspondientes servicios y prestaciones de atención temprana de los tres sistemas implicados.

Entre algunas de las funciones de la Comisión Técnica de Atención Temprana, se encuentran las siguientes:

• el análisis, seguimiento y elaboración de casos
• la investigación y la elaboración de guías de apoyo para padres y profesionales
• la elevación de recomendaciones y propuestas a la Comisión Directiva de Atención Temprana, para el desarrollo de las funciones que le son propias

Nuevo sistema público de intervención de Servicios Sociales en atención temprana
La Consejería de Servicios Sociales lleva tiempo trabajando en la implantación y desarrollo de un nuevo sistema público de intervención de servicios sociales en atención temprana.

El Decreto que hoy se aprueba es una norma necesaria por dos motivos:
- por un lado, al establecer la necesaria coordinación de los tres ámbitos implicados en la intervención integral
- por otro, al completar el marco normativo de ordenación del servicio en el ámbito específico de los Servicios Sociales.

La Consejería de Servicios Sociales ya ha elaborado diversa normativa con la que se han dado pasos para la implantación de este nuevo sistema. Así, es importante destacar dos Órdenes ya en vigor:
• la Orden 5/2009, de 15 de diciembre, de la Consejería de Servicios Sociales por la que se regulan los requisitos mínimos de centros y servicios de desarrollo infantil y atención temprana. En ella, se establecen:
- la creación y desarrollo de una red pública de centros y servicios de desarrollo infantil y atención temprana, dentro del Sistema Público Riojano de Servicios Sociales;
- unos requisitos que deben poseer los centros y servicios dirigidos al desarrollo infantil y a la atención temprana de forma que quede garantizado el nivel de calidad que deben reunir
- los recursos existentes, ya sean públicos o privados, para el desarrollo de la intervención de servicios sociales en atención temprana en nuestra comunidad autónoma, que son la unidad de desarrollo infantil y atención temprana, UDIAT (dentro del Centro de Valoración de la Discapacidad y Dependencia) y los centros y servicios de titularidad privada y que a través de los oportunos contratos de servicios con el Gobierno de La Rioja presten un servicio público.

• la Orden 2/2010, de 11 de enero, de la Consejería de Servicios Sociales, por la que se regula el procedimiento para la intervención de servicios sociales en atención temprana, según el cual se produce la sustitución de un sistema de ayudas (en el que el Gobierno de La Rioja colaboraba con la financiación del gasto que asumían los padres, hasta en un 80%) por un sistema en el que la intervención se convierte en un servicio público de carácter universal y gratuito (que no estará sujeto a contraprestación económica alguna por parte de los usuarios, asumiendo el Gobierno de La Rioja el coste económico total de las intervenciones que necesite el menor).

Además de todo ello, atendiendo al principio de proximidad a los ciudadanos y descentralización, establecido en el artículo 7.i) de la Ley7/2009, de 22 de diciembre, de Servicios Sociales de La Rioja, el Gobierno de La Rioja pretende que la intervención de servicios sociales en atención temprana se preste tanto en Logroño como en las demarcaciones de Rioja Alta y Rioja Baja. Respecto a Logroño, en agosto de 2010, la Consejería de Servicios Sociales suscribió tres contratos por valor de 1.374.750 euros mediante los que el Gobierno de La Rioja garantiza el servicio de atención temprana desde agosto de 2010 hasta agosto de 2012 (con opción de prórroga hasta agosto de 2014). En lo que respecta a la Rioja Baja, el Gobierno de La Rioja ya publicó en B.O.R. el procedimiento de adjudicación del servicio por un total de 218.070 euros, en 4 lotes de igual valor, cuyo plazo para la presentación de ofertas concluyó el día 11 de enero de 2011, encontrándose en la actualidad el expediente en mesas de contratación de cara a su próxima adjudicación. Respecto a la Rioja Alta, el expediente del procedimiento de adjudicación del servicio se encuentra en fase de tramitación de cara a su publicación en B.O.R.

Previsión de 32.625 tratamientos en 2011
La intervención de servicios sociales en atención temprana se desarrolla a través de diferentes modalidades como fisioterapia, psicología, logopedia, estimulación, psicomotricidad, lenguaje de signos y cualesquiera otras que pudieran ser adecuadas para el desarrollo del menor.

Según datos de la Consejería de Servicios Sociales, un total de 304 niños fueron atendidos en 2010 con la prestación de atención temprana por el Sistema Público de Servicios Sociales.

En 2011, la Consejería de Servicios Sociales destinará un presupuesto de 1.912.172 euros a la prestación del servicio de atención temprana, con una previsión aproximada de atención a 400 niños y de 32.625 tratamientos.