6 de octubre de 2009

El Director General de Calidad, Investigación Agroalimentaria y Desarrollo Rural, Pedro Manuel Sáez Rojo, y el Presidente de la Asociación Riojana Profesional de Agricultura Ecológica, José Ramón Abad, han explicado esta mañana los detalles de la colaboración que el Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Agricultura, mantiene con los operadores ecológicos agroalimentarios de la región, a través de un convenio por el cual la Asociación percibe la cantidad de 90.000 euros en el presente ejercicio.

Esta aportación se destina a financiar los gastos de funcionamiento de la asociación que se deriven de las acciones de asistencia técnica, formación y promoción, y también de aquellas que se dirijan al fomento de la calidad del sector ecológico agroalimentario de La Rioja durante este año.

La agricultura ecológica en La Rioja
La Rioja mantiene en los últimos años un margen estable de superficie dedicada a la agricultura ecológica, con un total de 8.669,80 hectáreas según los últimos datos. En la actualidad, la Dirección General de Calidad, Investigación Agroalimentaria y Desarrollo Rural tiene registrados a 310 operadores.

La mayor superficie destinada a cultivos en agricultura ecológica son los frutos secos (678,48 has.), olivar (573,41 has.), viñedo (321,38 has.) y cereales (189,36 has.). Le siguen, con menos superficie, frutales (85,64 has.), hortícolas (46,25 has.), y otras pequeñas producciones alcanzan las 705 has. (bosque, oleaginosas, etc.)

El total de superficie ecológica se completa con el pecoreo de abejas, pastoreo de vacas, cabras y cerdos, alcanzando una superficie inscrita de 6.070 Has.

Respecto a la industria de elaboración, la actividad que se sitúa a la cabeza y con gran diferencia es la elaboración y comercialización de vino, con treinta y nueve operadores inscritos; seguida de la elaboración y comercialización de aceite de oliva con 10 y la miel y el polen con 6.

Máxima calidad y respeto medioambiental
La agricultura ecológica es un sistema agrario cuyo objetivo fundamental es la obtención de alimentos de máxima calidad, respetuosos con el medio ambiente y conservando la fertilidad de la tierra mediante la utilización óptima de los recursos naturales. En esta práctica se excluye el empleo de productos químicos de síntesis y se procura un desarrollo agrario y ganadero sostenible.

Todos los productos alimentarios comercializados cuentan con el Control y Certificación Pública de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural que da cumplimiento a las Normas de Producción establecidas en el Reglamento CE 2092/91, y se identifican por el logotipo reglamentario de la Producción Ecológica.