19 de enero de 2009

El Consejero de Presidencia, Emilio del Río, ha suscrito esta mañana un convenio de colaboración con el Presidente del Banco de Alimentos de La Rioja, Faustino Gil, en virtud del cual el Gobierno de La Rioja aportará este año 17.510 euros a la ONG para apoyar la labor que realiza en favor de los más necesitados a través de la recogida y reparto de alimentos.

En concreto, la aportación del Ejecuto riojano se destinará a sufragar los gastos de conservación, almacenamiento y distribución de los productos donados gratuitamente por diferentes empresas riojanas y que, posteriormente, son repartidos por el Banco de Alimentos a personas en situación de necesidad.

Cabe recordar que los primeros bancos de alimentos surgieron en la década de los sesenta en Estados Unidos con el objetivo de recuperar aquellos productos que se desechan a diario, a pesar de encontrarse en óptimas condiciones, y destinarlos al consumo de los desfavorecidos. Esta red fue ampliándose rápidamente y en 1987 se creó en Barcelona el primer banco de alimentos de España. En 1993 nació la Fundación Bancos de Alimentos de España, con sede en Madrid, integrada en la Federación Europea de Bancos de Alimentos.

Más de 12.500 beneficiarios

El Banco de Alimentos de La Rioja surgió en 2001. En aquella primera edición consiguieron recoger 39 toneladas y, desde entonces, la cifra no ha dejado de crecer. Tal es así que el pasado año 2008 lograron reunir más de 800 toneladas de alimentos que llegaron a más de 12.500 personas.

Cada año, el Banco de Alimentos de La Rioja reconoce la labor de las firmas colaboradoras con la entrega de diplomas acreditativos. El año pasado los premios reconocieron la colaboración de Transportes Azcar, Eroski, Patatas Carsa, Palacios Alimentación, Kraft Foods España, Pérez Palacios Alimentación, Heinz Ibérica, Diario La Rioja y Gobierno de La Rioja. En el acto de entrega de premios, presidido por el Jefe del Ejecutivo regional, Pedro Sanz elogió el trabajo que realiza el Banco de Alimentos, “una labor que cobra especial sentido en estos tiempos de incertidumbre económica y dificultad para las familias”.