7 de enero de 2008
En los próximos meses, La Rioja contará con tres nuevos albergues juveniles, ubicados en tres valles riojanos, concretamente en las localidades de Matute (valle del Najerilla), Ezcaray (valle del Oja) y Ocón (valle de Ocón), que ampliarán la oferta actual en 128 nuevas plazas.El primero que abrirá sus puertas, en fechas próximas, será el albergue de Matute, una obra de nueva construcción que está siendo realizada gracias a un convenio de colaboración suscrito entre el Instituto Riojano de la Juventud y el Ayuntamiento de la localidad.El albergue de Matute tendrá una capacidad de 28 plazas y una superficie construida de 300 metros cuadrados que se dividirán de la siguiente manera: planta bajo cubierta (75 metros cuadrados), con salón-comedor, cocina, vestíbulo y escalera; plantas primera y segunda (75 metros cuadrados cada una), con habitaciones, aseos, vestíbulos y escaleras; y planta baja (75 metros cuadrados), con habitaciones, aseos, vestíbulos y cuarto de servicios.También a través de un convenio de colaboración entre el Instituto Riojano de la Juventud y el Ayuntamiento de Ocón está siendo construido el albergue juvenil de la villa de Ocón. Se trata de un edificio que está siendo rehabilitado que ofrecerá 50 plazas y tendrá una superficie de 389 metros cuadrados.En este caso, el albergue cuenta con planta baja y dos alturas. En la planta baja, de 91,10 metros cuadrados, se distribuyen el vestíbulo, la escalera, un trastero, la sala de estar, la cocina-comedor, la despensa, un aseo y un cuarto de servicios.La primera y la segunda planta tienen una superficie similar, con 93,49 y 90,60 metros cuadrados, respectivamente, y en ambas se distribuyen varios dormitorios, aseos, duchas y lavaderos.El albergue de Ezcaray se ubicará en un edificio que forma parte del conjunto actual de acampada y albergue en la calle Molino Viejo. Puede considerarse como una obra de edificación previa, ya que, fundamentalmente, se trata de trabajos de ampliación y reforma.Tras las obras, las nuevas instalaciones contarán con una superficie útil de 746,01 metros cuadrados distribuidos en planta baja y tres alturas. En estas dependencias se ubicarán los servicios propios del albergue, como dormitorios, aseos, salas de actividades, cocina, lavandería, enfermería y sala de estar, entre otros.En los tres casos, los nuevos albergues favorecerán la práctica de diversas actividades entre los jóvenes de la localidad, especialmente aquellas dirigidas a fomentar el ocio sano entre la juventud y, además, serán un punto de referencia para acoger a grupos y jóvenes de otras localidades.Aportación del IRJEn total, el Instituto Riojano de la Juventud aporta a estas tres obras un montante de 1.756.063,85 euros. En el caso del albergue de Matute, la aportación final ascenderá a 396.061, 15 euros. La puesta en marcha del albergue de Ocón costará 346.446,37 euros al IRJ y las instalaciones de Ezcaray supondrán un desembolso de 1.013.556,33 euros.En la actualidad, La Rioja dispone de una amplia red de albergues, campamentos y zonas de acampada que constituyen una interesante oferta de ocio y turismo para los jóvenes riojanos y de otras comunidades autónomas.NovedadesEl próximo 1 de febrero, entrará en funcionamiento una importante novedad: la posibilidad de realizar reservas on line en los albergues de La Rioja, algo que podrá materializarse accediendo a la página web del Instituto Riojano de la Juventud: www.irj.es.Además, para finales de este año está prevista la aprobación del decreto que regulará la Red de Albergues Juveniles de La Rioja.En los últimos años, el Gobierno de La Rioja ha venido trabajando para mejorar de forma notable la red. Desde 1996, se han incorporado los albergues de Grañón, El Rasillo y Alfaro, que se han unido a los ya existentes de Soto en Cameros, Munilla y Ezcaray, y a los minialbergues de Cabezón de Cameros, Herce, Cornago, Ventrosa y la zona de acampada de Ortigosa en Cameros.Durante el pasado ejercicio, los albergues de la red riojana registraron un total de 3.981 usuarios (de ellos, 1.954 eran menores de 30 años) y 13.257 pernoctaciones. El balance, por albergues, ha sido el siguiente: Alfaro, que tiene 43 plazas, recibió a 530 usuarios y 26 grupos, lo que suma 3.142 pernoctaciones.El albergue de El Rasillo, con 35 plazas, acogió a 1.133 usuarios y 46 grupos, con un total de 3.081 pernoctaciones. El albergue de Grañón, de 40 plazas, recibió a 953 usuarios y 33 grupos (2.138 pernoctaciones). El albergue de Soto en Cameros, con 42 plazas, acogió a 582 usuarios y 27 grupos (2.667 pernoctaciones).El albergue de Ezcaray permaneció cerrado para ser sometido a las mencionadas obras de reforma y ampliación y el albergue de Munilla, de 46 plazas, dio cabida a 783 usuarios y 34 grupos (2.229 pernoctaciones).Respecto a este último albergue, hay que señalar que ha sido sometido a los trabajos necesarios para adaptar su uso a personas con discapacidad. Para ello, se ha instalado ascensor y se han construido habitaciones especiales.Los minialbergues fueron ocupados en 2007 por un total de 2.346 usuarios (de ellos, 1.834 menores de 30 años), de 130 grupos. El desglose es el siguiente: Cabezón de Cameros, con 20 plazas, recibió a 428 usuarios de 27 grupos; Cornago, con 28 plazas, acogió a 606 usuarios, de 36 grupos.En Herce, con 22 plazas, se alojaron 597 personas de 36 grupos. En Ventrosa, con 20 plazas, hubo 490 usuarios de 27 grupos. En Ezcaray, con 120 plazas, hubo 185 usuarios de 3 grupos; y en Ortigosa, con 60 plazas, hubo 40 usuarios de un grupo.Cabe recordar que, en su mayor parte, los grupos que utilizan los albergues son entidades prestadoras de servicios a la juventud, asociaciones culturales, deportivas, benéficas, etc. y el resto se divide entre actividades promovidas por el IRJ y grupos con el carné de alberguista.