28 de enero de 2009

El Gobierno de La Rioja, tal y como siempre ha manifestado, acatará el contenido del fallo del Tribunal Supremo, que rechaza el derecho de las familias a ejercer la objeción de conciencia ante el conjunto de asignaturas que se engloban bajo la denominación de ‘Educación para la Ciudadanía’. Esta cuestión ha sido dada a conocer hoy por el Consejero de Educación, Cultura y Deporte, Luis Alegre, quien ha comparecido ante los medios de comunicación para valorar las primeras informaciones que se han conocido sobre la sentencia del Alto Tribunal

Luis Alegre ha recordado que el fallo conocido hoy analiza solamente cuatro casos concretos, por lo que, ha querido ser prudente y esperar a que se conozca el contenido íntegro de la sentencia. "En estos momentos sólo se conoce que el Tribunal Supremo ha decidido que no se puede objetar contra la asignatura", afirma el Consejero riojano de Educación.

En relación a los alumnos riojanos que en estos momentos no están asistiendo a clase de estas materias, una vez conocida la sentencia, se tomará la decisión definitiva. Según las palabras de Luis Alegre "hay que tener en cuenta que, según fuentes del Supremo, en la sentencia se abordan recomendaciones y consideraciones relacionadas con los contenidos de la asignatura para evitar el adoctrinamiento de los niños y además deja la puerta abierta a que, con otros planteamientos jurídicos, pueda considerar en un futuro la objeción de conciencia".

No obstante, los responsables de Educación de La Rioja "entendemos, a priori, que los alumnos deben cursar la asignatura". Si bien, en caso de que se tome esta decisión definitivamente, según ha dicho Alegre, "estaremos atentos para que se respeten escrupulosamente los derechos de los padres".

En cuanto a las familias, cuyo derecho a la objeción de conciencia ha sido reconocido por el Supremo, el Gobierno riojano respeta a aquellos padres que decidan utilizar otros instrumentos del Estado de Derecho y decidan recurrir al Tribunal Constitucional.

Asimismo, el Gobierno de La Rioja lamenta "el grave error cometido por el Gobierno de Rodríguez Zapatero al implantar esta asignatura tal y como está planteada ya que ha judicializado innecesariamente la Educación". En este sentido, Alegre considera que en este asunto "la prudencia política, la tolerancia y el diálogo han brillado por su ausencia".

‘Educación para la ciudadanía’, a juicio del Consejero riojano de Educación, "ha dividido a la sociedad y ha nacido con la sospecha del adoctrinamiento". Además, la asignatura no sigue las recomendaciones del Consejo de Europa que "se circunscriben a la existencia de una asignatura de carácter cívico – político, no ético con respecto a ámbitos como los Derechos Humanos, la diversidad cultural o la tolerancia".

Esta materia, según ha explicado Luis Alegre, debería haberse ajustado a las pautas aportadas por el Consejo de Europa y ser una asignatura transversal.