13 de diciembre de 2010

La Vicepresidenta y Consejera de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial, Aránzazu Vallejo, ha presidido la reunión del Consejo Asesor de Medio Ambiente de la Comunidad Autónoma de La Rioja en la que se ha analizado el borrador del Plan Hidrológico de la cuenca del Ebro.

La Rioja aboga porque la nueva planificación tenga en cuenta las necesidades de la región y contemple las obras pendientes del anterior Plan Hidrológico del Ebro: las presas de Villarejo en el río Linares, Villagalijo en el Tirón, Cigudosa-Valdeprado en el Alhama, y Robres del Castillo, en el Jubera. Además, reclama el recrecimiento del Mansilla y critica la escasa regulación de la margen derecha del río Ebro, que afecta a las cuencas del Tirón, Oja, Alhama-Linares y Jubera y que se está viendo agudizada por los retrasos en la regulación del Cidacos y del Leza.

La Comunidad Autónoma de La Rioja, que ya presentó alegaciones al primer documento de planificación de la cuenca y volverá a hacerlo al borrador del Plan Hidrológico del Ebro, considera que el agua es un recurso estratégico para la utilización sostenible por parte de los usuarios y no para el abuso de unos territorios en detrimento de otros y se ha manifestado a favor de que ninguna actividad económica se tenga que deslocalizar por falta de agua.

El Gobierno de La Rioja defiende la unidad de la cuenca del Ebro y la gestión conjunta y unitaria del agua por parte del Estado, a través de las confederaciones hidrográficas, y ha recurrido ante el Tribunal Constitucional la modificación de ley del Plan Hidrológico Nacional de 2005, los Estatutos de Cataluña y Aragón, así como otros textos normativos, por entender que atentan contra estos principios.

El Consejo Asesor de Medio Ambiente, que sustituye al Consejo Riojano del Agua, tiene como principal función asesor al Gobierno de La Rioja en materias relacionadas con el agua, atmósfera, suelo, subsuelo, clima, fauna, flora y paisaje, así como sus procesos de interacción y evolución.