31 de enero de 2008

La aplicación de las medidas de gratuidad para vehículos ligeros en el tramo riojano de la AP-68, impulsada por el Gobierno de La Rioja, comenzará a funcionar a partir de mañana y se extenderá hasta el 31 de diciembre de 2008.

Esta medida, que se pone en marcha gracias al convenio firmado entre el Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, y el Presidente de Autopista Vasco Aragonesa concesionaria española (AVASA), José Domingo Ampuero, garantiza la gratuidad de la autopista en el tramo riojano en los recorridos que tengan origen y destino en dos enlaces de la AP-68 comprendidos entre las estaciones Haro-Alfaro, ambas inclusive, con ida y retorno en un periodo de 24 horas, y siempre que se disponga del aparato OBU (sistema Vía T).

El objetivo de estos acuerdos es facilitar los tráficos de carácter local, mejorar el acceso a determinadas zonas industriales y, en definitiva, aumentar la calidad de vida de los ciudadanos e incrementar la seguridad vial.

Más medidas vigentes
Este convenio refunde los otros dos aún vigentes: el primero, suscrito para el periodo 14 de diciembre de 2005 al 31 de diciembre de 2008, que abarca la gratuidad de peaje para todo tipo de vehículos en los recorridos Logroño-Navarrete y viceversa, Logroño-Agoncillo y viceversa y Navarrete-Agoncillo y viceversa); y el segundo, con duración desde el 1 de diciembre de 2006 al 31 de diciembre de 2008) que permite a el retorno gratuito en el tramo riojano de la AP-68 siempre que se entre y se salga en el mismo peaje.