11 de febrero de 2010

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha asistido hoy a la presentación del proyecto de ensanche y mejora de la LR-413, de la LR-111, a Santurdejo, que prevé una inversión de 886.930,62 euros.

La actuación, con un plazo de ejecución de 6 meses, se engloba dentro del programa de mejora de la red regional llevado a cabo por la Dirección General de Carreteras.

La LR-413 comienza en la LR-111 y da acceso a las localidades de Santurdejo y Pazuengos. La intersección con la LR-111 es un punto peligroso debido a las precarias condiciones de seguridad vial.

En 2008 se mejoró la travesía de Santurdejo por lo que queda por completar el tramo desde la LR-111 hasta el inicio de la travesía ya que el firme está muy degradado.

El proyecto de ensanche y mejora, con un plazo de ejecución de 6 meses, tiene como objetivo mejorar la intersección de la LR-111 y la LR-413 y las condiciones de esta última en sus primeros 1.500 metros. Se proyecta ampliar la anchura de la plataforma, la mejora del trazado y rasante y del firme así como de la intersección con la LR-414.

Las obras se centrarán en la construcción de una intersección en "T" de la LR-111 con la LR-413 para obtener carriles de espera para girar, de incorporación y de salida de la carretera. La actual plataforma tiene 7 metros de calzada y pasará a tener 14,3 metros más arcén a cada lado de 1,25 metros. En la LR-413 se ampliará la anchura inicial para construir isletas separadoras del tráfico.

En la LR-413 el trazado se ha diseñado intentando aprovechar en lo posible la carretera existente. Sólo hay dos curvas, con amplios radios de 300 y 700 metros, procurando mantener una homogeneidad de características geométricas que induzca al conductor a circular sin excesivas fluctuaciones de velocidad. Las curvas circulares disponen de sus correspondientes curvas de transición para evitar las discontinuidades en la curvatura de la traza.

En cuanto al trazado en alzado, la rasante definida tratará de adaptarse lo mejor posible a la carretera actual, discurriendo así siempre por encima de ella, de forma que no haya que rebajar el firme existente y se deban extender sobre la misma capas granulares de espesor variable y la rodadura. En el trazado proyectado se han disminuido pendientes máximas de la carretera y se han suavizado los cambios de rasante.

Respecto a la sección transversal, en la intersección LR-111 con la LR-413, la anchura de los carriles será de 3,5 metros y, junto a estos, irán arcenes de 1,24 metros de anchura.

Como la plataforma prevista tiene 8 metros y finaliza en la travesía, con calzada de 6 metros, se proyecta la construcción de 250 metros de acera en la margen izquierda en la travesía hasta unirse con la acera. Tendrá 1,50 metros de anchura y se dispone acera con bordillos y rígolas de 40 centímetros.

También se mejorará el drenaje longitudinal y transversal del tramo y se reparará el firme en todo el tramo mediante mezcla bituminosa en caliente.

Por último, se actualizará la señalización horizontal y vertical. La vertical será reflectante, de 90 centímetros de diámetro para las señales circulares y de STOP, y de 135 centímetros para las señales triangulares. Los carteles indicadores serán de lamas de acero galvanizado.

La pintura horizontal de las marcas longitudinales se ha previsto con pintura plásticas de dos componentes aplicada en frío.