1 de febrero de 2010

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha realizado hoy un balance sobre la situación del desdoblamiento de la N-232, es decir, de su conversión en autovía.

Burgos ha informado de que el estudio informativo, que es el primer trámite que se lleva a cabo “lleva meses parado, sin que se avance lo más mínimo”; y ha recordado que el PSOE “rectificando su política en materia de infraestructuras e incumpliendo sus demagógicas promesas, abandonó la idea de liberar la autopista AP-68 como doble vía gratuita del corredor del Ebro en La Rioja y apostó por desdoblar la N-232”.

El Consejero ha hecho balance de los trámites y ha dicho que dentro de este relativamente reciente consenso sobre el desdoblamiento de la N-232, en julio de 2005 se dio el primer paso incluyéndolo en el PEIT, “no sin grandes esfuerzos por parte de este Gobierno y de los agentes económicos y sociales, que fueron quienes, fruto de sus alegaciones, lograron incluir una doble vía gratuita en el corredor del Ebro porque el PSOE no preveía ni liberar la autopista ni desdoblar la N-232”.

En julio de 2006, un año después, se licitó el estudio informativo y “ahí seguimos 4 años y medio después dándole vueltas al estudio informativo; se han abierto dos periodos de información pública (diciembre 2007 y abril 2009) y ahí están sin analizar las alegaciones y sin resolverlas, o sea, parada la tramitación del desdoblamiento de la N-232”, ha apuntado Burgos.

El Consejero de Obras Públicas ha asegurado que desde el Gobierno de La Rioja no se va a permitir que se pare la obra más importante de infraestructuras de la comunidad. “Desde Julio de 2005 que el Ministerio tomó la decisión de desdoblar la N-232 han pasado 4 años y medio y aun estamos en el primer trámite para llevarla a cabo; no se han resuelto las alegaciones, no hay análisis medioambiental del proyecto; no hay análisis de los trazados y no se ha aprobado el estudio informativo”.

Desde el Gobierno de La Rioja –ha resaltado- “exigimos al Ministerio que se acepten las alegaciones que han presentado el Gobierno de La Rioja y los agentes económicos y sociales, que coinciden en lo fundamental y que de una vez se apruebe el estudio informativo para poder avanzar y pasar a la fase de proyecto”.