22 de febrero de 2011

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha comparecido en rueda de prensa para informar sobre la reunión mantenida el pasado jueves, en el Ministerio de Fomento, con el Secretado de Estado de Planificación e Infraestructuras, Víctor Morlán.

La reunión es el resultado del encuentro bilateral, el pasado 19 de enero, entre el Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, y el Ministro de Fomento, José Blanco, en el que Pedro Sanz planteó la propuesta de que el Gobierno central se hiciera cargo del coste total de los peajes entre las estaciones de Cenicero y Agoncillo (en la actualidad, fruto del convenio que entró en vigor el 1 de enero de 2010, cada administración financia el 50%, es decir, algo más de 700.000 euros) toda vez que Fomento no ha cumplido su promesa de levantar los peajes del tramo Cenicero-Agoncillo.

Igualmente se propuso que el Gobierno de España asumiera el coste íntegro del cubrimiento del tramo comprendido entre el Cuartel de Murrieta y el Cuarto Puente, dentro de la segunda fase del soterramiento. Esta actuación, presupuestada en 8,5 millones de euros, será financiada, al 50%, por el Ayuntamiento logroñés y el Ejecutivo regional que, a cambio de ser liberados de este compromiso, se comprometían a financiar la inversión íntegra de la estación intermodal logroñesa que asciende a 24 millones de euros.

Una vez más, el Ministerio de Fomento ha desatendido las peticiones riojanas aduciendo "que no tiene 700.000 euros para hacerse cargo de la gratuidad" y, lo que supone un nuevo intento de estafa a los riojanos, proponiendo "incluir la cubrición de la segunda fase dentro del convenio de financiación del soterramiento". Este acuerdo, del que es garante la Sociedad Logroño Integración del Ferrocarril 2002, sanciona que la financiación del soterramiento "corre a cargo de las plusvalías derivadas de la liberación de los terrenos ferroviarios pero si éstos no cubren el coste total de la inversión, la diferencia será sufragada al 50% por el Gobierno de La Rioja y el Ayuntamiento logroñés". Con esta indigna proposición, "una respuesta trampa", en realidad, el Gobierno de España quiere perpetrar, en palabras de Antonino Burgos, "un nuevo timo de la estampita" porque dada la actual crisis inmobiliaria "todos sabemos que con las plusvalías de los terrenos no llega para pagar todas las obras del soterramiento".

Por eso, el titular de Obras Públicas exigió claridad al Ministerio de Fomento: "Si quieren aceptar la propuesta del Gobierno de La Rioja para pagar el cubrimiento de la segunda fase, deben comprometerse en firme y sin ambigüedades. De lo contrario, deben decir alto y claro que no quieren ayudar al Gobierno de La Rioja y al Ayuntamiento a soportar el coste del cubrimiento de la segunda fase y de la estación intermodal".

Desequilibrio territorial
Para Antonino Burgos la respuesta del Ministerio de Fomento, aunque esperada, produce un gran desconcierto toda vez que "el Gobierno central afirma no tener 700.000 euros para el desarrollo de infraestructuras en La Rioja cuando hace ahora una semana éramos testigos de como Zapatero prometía 750 millones de euros al señor Mas para Cataluña". Este estado de las cosas constata que "estamos ante un Gobierno de España sectario y discriminatorio que margina a La Rioja y a los riojanos en relación con otros españoles, en este caso, con los catalanes".

Burgos ha concluido su intervención recordando que el líder del PP, Mariano Rajoy, "se ha comprometido a cofinanciar la estación intermodal de autobuses. Esperaremos un año, hasta 2012, para que otro Gobierno de España nos trate con más justicia y solidaridad".