29 de enero de 2008

El Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, defiende su total implicación en el sector ganadero regional y subraya el total consenso y la máxima transparencia en todas las acciones emprendidas en apoyo a los ganaderos riojanos. Por ello, lamenta la información aparecida hoy en la que, tras una reunión de ganaderos del Alto Iregua, se alude a una supuesta “presión de la Administración Regional”.

Hay que aclarar que las dudas planteadas no se ajustan a la realidad y menos en casos aludidos como, por ejemplo, la vacunación por la lengua azul. La vacunación contra el serotipo 1 es obligatoria desde la aparición del primer foco aparecido en Guipúzcoa en noviembre de 2007, al considerarse La Rioja dentro del área restringida en prevención de la enfermedad. Por eso comenzó la vacunación a instancias europeas y nacionales, iniciándose el tratamiento de la cabaña ovina conforme se recibían las dosis por parte del Ministerio. Igualmente en fechas próximas se iniciará la vacunación a la cabaña bovina, también de acuerdo con el sector.

Por otra parte, la reciente aparición de un foco de lengua azul del serotipo 8 en Cantabria ha ocasionado la demarcación de una nueva zona de restricción, en la que las autoridades sanitarias competentes no han incluido a La Rioja, considerada “estacionalmente libre de este vector”. A pesar de ello, la Consejería de Agricultura solicitó al Ministerio, en el Comité de Alerta Sanitaria, vacunas para este serotipo en prevención de que sea necesario en cuanto asciendan las temperaturas y, por lo tanto, las posibilidades de expansión del mosquito portador.

En cuanto a la insinuación de presión, sólo cabe entender una tergiversación de la actuación de esta Consejería bajo una mal entendida rentabilidad política. En varias ocasiones se han mantenido reuniones con los ganaderos de toda La Rioja, se han convocado varias Mesas Ganaderas para tratar con la máxima transparencia todas las incidencias que afectan al sector. Y, como ejemplo más claro, la semana pasada, en el seno de la Mesa Ganadera, se expusieron todos los detalles sobre la vacunación, situación económica e incluso adopción de nuevas medidas para lanzar un plan estratégico. Unas acciones acordadas con los propios ganaderos en un ejemplo de colaboración, transparencia y consenso.

No hay que olvidar el Plan de Medidas Urgentes lanzadas por la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, en claro apoyo incondicional por la crisis que está afectando a este sector productivo. Recordamos que en 2008 se cuantifica dicha ayuda por valor de 4,5 millones de euros, incluyendo ayudas de Desarrollo Rural cercanas a los 2,5 millones de euros; eliminación de tasas por 300.000 euros, otro millón de euros en concepto de ayudas de mínimis (sin participación del Ministerio); promoción y comercialización por 116.000 euros, otras ayudas para la mejora de la sanidad animal por valor de 700.000 euros; y gastos subvencionados por el tratamiento de vacunas para la lengua azul por valor de otro medio millón de euros.