4 de agosto de 2007

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural del Gobierno de La Rioja asegura que la presencia de topillos en los campos riojanos se encuentra dentro de los parámetros normales en comparación a años anteriores. Su incidencia está siendo controlada a diario por técnicos de la Consejería, incluyendo la obtención de datos en localidades limítrofes de nuestra región, en las que tampoco se aprecia una alteración especial. La Consejería reitera que a partir de este exhaustivo control no se desprenden indicadores de que la presencia de topillos en La Rioja suponga un problema en este momento.

El Gobierno de La Rioja es sensible al problema que estos topillos están causando en Castilla y León y no es ajeno al daño que están provocando en sus cultivos. La atención por la evolución de esta especie sobre el terreno es máxima aunque, como se indica, en nuestra región registra una incidencia normal, lejos de suscitar alarma.

Por supuesto, si de esta rigurosa vigilancia se derivase la más mínima preocupación, se activarían los medios de la Comunidad Autónoma de La Rioja en diferentes fases de prevención, en principio; e intervención, después y si llegase a ser necesario.