11 de mayo de 2007

El Gobierno de La Rioja invertirá 4,9 millones de euros en el proyecto de remodelación de la carretera LR-131 y NA-134 entre el polígono de Cantabria y el polígono de Las Cañas, correspondiente al tramo de conexión con la N-111, de la LR-131 desde el punto kilométrico 2,200 hasta el límite de la comunidad y el tramo de la NA-134 desde el límite de comunidad hasta el comienzo del acceso a Las Cañas.

Se trata de una zona muy transitada por vehículos con origen o destino en el propio polígono industrial o en el área comercial cercana y además supone el acceso a Logroño de la Autovía del Camino. Por otro lado, la LR-131 es la continuación de la NA-134 (eje del Ebro) y es un área altamente sensible en los accesos a Logroño por el este, ya que se ubica un polígono industrial en pleno funcionamiento y el centro comercial Las Cañas.

El ámbito del proyecto está situado en los términos municipales de Logroño (La Rioja) y Viana (Navarra). Las actuaciones, con un plazo de ejecución de 10 meses, se centrarán en el desdoblamiento de los carriles de entrada y salida de la N-111 perteneciente a la LR-131. También se reordenarán los carriles de circulación, arcenes, mediana y aceras de la LR-131 a lo largo del polígono industrial de Cantabria en su tramo desde la glorieta hasta el límite con Navarra.

Asimismo, se construirán dos glorietas en el tramo anterior para reordenar los sentidos de tráfico y eliminar los giros a la izquierda en el tramo objeto del proyecto. La reordenación de los carriles de circulación, arcenes, mediana y aceras de la NA-134 a lo largo del tramo entre el límite con La Rioja y el comienzo del puente sobre la glorieta de acceso al centro comercial Las Cañas completarán la obra. Por último, se reordenarán los carriles de circulación, arcenes y aceras de la calle Camino de la Serna situada en el límite entre las dos comunidades.

Las obras consistirán, fundamentalmente, en la ampliación de la calzada de 4 a 6 carriles de circulación, los dos externes destinados especialmente a los accesos y desde las calles y parcelas laterales, con la inclusión de una mediana central y barrera rígida en toda su longitud. Además, se introducirán dos glorietas que sustituyan los giros a la izquierda de la situación actual.

Paralelamente, se reconstruirán las aceras existentes y la instalación de la iluminación, reubicando las tapas de registro de los distintos servicios existentes y completando la evacuación de las aguas pluviales. Por último, se reforzará, sustituirá y adecuará el firme existente a la nueva situación renovando completamente la señalización tanto horizontal como vertical.