2 de diciembre de 2010

El célebre pensador español Gustavo Bueno ha sido el encargado de clausurar con una conferencia la parte de ponencias del XIII Congreso Estatal del Voluntariado celebrado en La Rioja los días 30 de noviembre, 1 y 2 de diciembre. Él ha tenido la misión de llevar a cabo una mirada crítica hacia el voluntariado desde el punto de vista conceptual, lo que le ha llevado a calificarlo de "oscuro" y "confuso".
El filósofo ha empezado estableciendo dos formas diferentes de mirar el movimiento del voluntariado: desde la visión empírica y desde la conceptual. En referencia a la primera, a la que ha resumido como "el simple funcionamiento del voluntariado en un período de tiempo concreto", ha dicho "dar por bueno" todo lo que se ha hecho hasta ahora, recordando eso sí que el término 'voluntario' no deja de ser "una palabrita muy nueva en el español" que no tiene mucho "rodaje" todavía. De hecho, ha recordado que no entra a formar parte del idioma español hasta el año 2001.

Respecto a la mirada crítica del término voluntariado desde el punto de vista conceptual, ha señalado que se trata de la "más inofensiva", ya que tan sólo se refiere a su definición gramatical. Eso sí, ha afirmado que aún siendo una "crítica puramente especulativa e inofensiva" puede llegar a ser más "demoledora". De hecho, así ha sido, ya que ha reducido los conceptos de voluntariado, voluntario y solidaridad a "oscuros" y "confusos".

En cuanto a la palabra voluntariado ha destacado su dificultad de análisis, ya que todo lo acabado en -ado- como "profesorado, alumnado, voluntariado son conceptos muy abstractos". También ha hecho referencia a la confusión general al suponer que el voluntariado es libre. "Es un error relacionarnos. Cuando el voluntario está dentro de una organización ese compromiso ya le resta libertad".

La Iglesia Católica y el voluntariado

Además ha hablado de la idea de solidaridad, aludiendo a que es algo que "no hay quien lo entienda" porque es un concepto "casi físico y químico" y en su aspecto moral y político es una palabra "inventada por el revolucionario Pierre Lerroux para sustituir a la palabra fraternidad". En esta misma línea, ha afirmado que se trata de un término "muy raro" que se relaciona con el pacifismo pero que no tiene nada que ver puesto que la solidaridad "siempre va contra algo".
Para concluir su intervención, Bueno se ha referido al encasillamiento del término voluntariado dentro del denominado "Tercer Sector" destacando que incluso es muy difícil definir Tercer Sector, así como "Sin Fronteras, ONU, ONG", entre otros; y ha finalizado diciendo que el primer movimiento de voluntariado internacional ha sido, sin duda, la Iglesia Católica.