15 de enero de 2009

El Plan de Formación en materia de Prevención de Riesgos Laborales y Relaciones Laborales del Gobierno de La Rioja para 2009 tiene como objetivo extender la cultura preventiva y facilitar las relaciones laborales a todos los trabajadores riojanos. Este Plan engloba 57 acciones formativas en estas materias, que podrán ir incrementándose a lo largo del año, en función de las sugerencias que vayan surgiendo con la demanda existente en cada momento. Todas ellas tienen carácter gratuito.

Este Plan de formación contempla como novedades la celebración de talleres músculo-esqueléticos a dos colectivos, hostelería y periodistas, expuestos a este tipo de riesgos, aulas permanentes para trabajadores del sector de la construcción, que les va a permitir obtener la tarjeta profesional de la construcción necesaria para trabajar en el sector a partir del año 2012, aulas permanentes sobre trabajos forestales o cursos de prevención ante riesgos ergonómicos y psicosociales en docentes.

Los cursos se distribuyen en seis ejes: multidisciplinar; seguridad; área de medicina, ergonomía y psicosociología; construcción; higiene y medio ambiente laboral y, por último, relaciones laborales.

Estas acciones formativas se dirigen a trabajadores, ocupados y en desempleo, mandos intermedios, responsables de recursos humanos, empresarios, autónomos, servicios de prevención, agentes de empleo y desarrollo local, técnicos locales de empleo…

El Consejero de Industria, Innovación y Empleo, Javier Erro, ha informado sobre la oferta formativa en prevención y en relaciones laborales a los miembros del Consejo Riojano de Seguridad y Salud en el Trabajo, en una reunión celebrada esta misma mañana. En esta reunión también se ha informado sobre las actuaciones en materia de asesoramiento y control de prevención de riesgos que realizarán los técnicos del Instituto Riojano de Salud Laboral (IRSAL) y de la Inspección de Trabajo durante el año 2009, así como de las actuaciones de promoción de la prevención de riesgos laborales.

Todas estas acciones se enmarcan en la Estrategia Riojana de Seguridad y Salud en el Trabajo 2008-2012, que potencia el diálogo social y permanente del Gobierno de La Rioja con las organizaciones empresariales y sindicales con el objetivo de mejorar las condiciones de trabajo de los trabajadores riojanos y reducir la siniestralidad laboral. Para ello la Estrategia busca incrementar la cultura preventiva de las empresas, de los trabajadores y de la sociedad riojana en general, concediendo la máxima importancia a la prevención de riesgos; impulsar la prevención de riesgos laborales en la innovación, modernización y competitividad de la empresa riojana, en particular pymes; y, en definitiva, seguir reduciendo la siniestralidad laboral, así como incrementar el número de empresas que cumplen con el objetivo “siniestralidad cero”.

Las acciones incidirán en la protección de la seguridad laboral de los colectivos prioritarios de las políticas de empleo del Gobierno de La Rioja como los jóvenes, mujeres, trabajadores extranjeros o discapacitados.

Reconocimiento de buenas prácticas

El Gobierno de La Rioja creará una mención honorífica para las empresas que destaquen por sus actuaciones en materia de prevención de riesgos laborales. Para ello, está previsto constituir un grupo de trabajo que desarrollará la normativa reguladora de estos reconocimientos de buenas prácticas que valorarán de forma integral los requisitos laborales y medioambientales de las empresas.
El objetivo es sensibilizar a las empresas y a la sociedad en general de la importancia de una auténtica cultura preventiva y consolidar la integración de la prevención en las empresas para seguir reduciendo la siniestralidad laboral. En 2008, el 83,85% de las empresas riojanas cumplieron con el objetivo de siniestralidad cero.

Asesoramiento y control

Por otro lado, las actuaciones en materia de asesoramiento y asistencia técnica tienen como objetivo garantizar el cumplimiento de la legislación en materia de prevención de riesgos laborales, en particular en las pequeñas y medianas empresas, y en aquellos sectores y colectivos más sensibles. Estas actuaciones las llevarán a cabo los técnicos del Instituto Riojano de Salud laboral.

Se centrarán, especialmente, en el asesoramiento a autónomos y pymes de nueva creación; a empresas con accidentes de trabajo sufridos por trabajadores extranjeros; a pymes de menos 50 trabajadores que hayan superado los índices de incidencia de su sector o tengan accidentes leves de especial consideración; a servicios de prevención; a empresas que registren enfermedades profesionales o a empresas incluidas en el Plan de empresas con mayor siniestralidad (aquellas que tengan un índice de incidencia superior al de su sector y que tengan más de cuatro accidentes de trabajo).

Respecto a las acciones de control, tienen como objetivo comprobar la aplicación de la legislación en prevención de riesgos laborales en aquellas empresas y sectores que destaquen por los índices de incidencia, gravedad de accidentes, días de baja médica, así como el tipo de actividad, riesgo o colectivo afectado por la siniestralidad laboral. Estas actuaciones las desarrollarán de una manera coordinada los técnicos habilitados del Gobierno de La Rioja y de la Inspección de Trabajo.

Los accidentes de trabajo con baja registrados en La Rioja disminuyeron un 11,1% en 2008

El número de accidentes de trabajo con baja (en jornada de trabajo más in itínere, es decir, en desplazamiento al ir o volver del trabajo) registrados en La Rioja durante el año 2008 ascendió a 6.185, 775 menos que el año anterior, lo que supone una reducción del 11,1%. Además, del total de los accidentes registrados, 6.138, es decir, el 99,2% sobre el total, fueron de carácter leve.

Por tipo de gravedad, han disminuido especialmente el número de accidentes graves y muy graves, en un 40,7% (24 accidentes menos) y un 50% (3 accidentes muy graves menos), respectivamente. Respecto a los accidentes de carácter leve se han reducido en un 10,9% con respecto al año anterior, pasando de 6.886 a 6.138 accidentes. El número de accidentes de trabajo mortales ascendió a nueve, misma cifra que el año anterior.

Durante el pasado año, disminuyeron los accidentes de trabajo con baja en todos los sectores, si bien, con mayor intensidad en construcción (-21,36%), seguido de industria (-10,28%), servicios (-3,59%) y agricultura (-1,23%). Los accidentes in itinere han disminuido un 15,4%.

Por otro lado, en el año 2008 el 83,85% de las empresas de La Rioja con trabajadores por cuenta ajena cumplieron el objetivo de siniestralidad cero. Así, 2.119 empresas tuvieron algún accidente de trabajo con baja, un 16,15% del total. Estas cifras suponen un descenso del 6,3%, (142), en el número de empresas con siniestralidad en La Rioja, al pasar de 2.261 (año 2007) a 2.119 (año 2008).