4 de diciembre de 2009

Los hallazgos más relevantes del yacimiento de Atapuerca han recalado en Logroño de la mano de la exposición Atapuerca y la Evolución Humana, una retrospectiva itinerante organizada por la Junta de Castilla y León, con el patrocinio de Caja España y en colaboración con la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte del Gobierno de La Rioja. La muestra, bajo la dirección del profesor Juan Luis Arsuaga, codirector del Equipo de Investigaciones de Atapuerca, acerca al visitante las características de uno de los yacimientos paleoantropológicos más importantes del mundo, declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad.

La exposición, que podrá visitarse desde hoy y hasta el 7 de febrero de 2010 en la Sala de Columnas de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, ha sido inaugurada por el Consejero de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de La Rioja, Luis Alegre; el Comisario de la exposición, Juan Luis Arsuaga; la Directora General de Promoción e Instituciones Culturales de la Junta de Castilla y León, Luisa Herrero; y el Director Territorial de Caja España, Emilio Gil Oset.

Los fósiles humanos recuperados en Atapuerca constituyen el 85% del registro fósil mundial del período del Pleistoceno Medio. Cada nueva excavación refrenda además a este yacimiento como una de las zonas de asentamiento más importante para los primeros europeos. Después de visitar Galicia, los fósiles de Atapuerca, con una composición expositiva distinta, estarán presentes en el pabellón español de la Exposición Universal que tendrá lugar en Shangai.

La exposición se renueva permanentemente y ha incorporado los hallazgos de las últimas campañas, como el extraordinario bifaz encontrado en la Sima de los Huesos, bautizado con el nombre de Excalibur, o los restos humanos más antiguos del continente europeo hallados en el yacimiento de la Sima del Elefante, con una antigüedad de 1.400.000 años. Desde el año 2001, la exposición ha recorrido 29 ciudades y ha sido visitada por alrededor de 830.000 personas. La muestra recala en Logroño tras su paso por Santander, donde ha reunido a 16.700 espectadores. Otras importantes capitales del país que también han acogido la itinerancia son Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Zaragoza o Valladolid. Asimismo, algunos de los hallazgos más singulares de Atapuerca también pudieron verse en el Museo Nacional de Historia Natural de París entre el 15 de enero y el 16 de marzo de 2009, en el marco de la retrospectiva ‘Atapuerca, los primeros europeos’, que recibió a más de 23.000 visitantes.

La muestra que puede visitarse en Logroño ocupa una extensión de 650 metros cuadrados y está formada por vitrinas, grandes paneles fotográficos, monitores con animaciones informáticas y proyecciones infográficas que trazan un recorrido por los tesoros arqueológicos de Atapuerca. Además, presenta al público réplicas de las piezas más importantes halladas en la Gran Dolina y en la Sima de los Huesos.

En un recorrido estructurado en nueve zonas, el visitante tiene la oportunidad de admirar las reconstrucciones de algunos de los principales hallazgos del yacimiento burgalés. Es el caso de Cráneo 5, con las vértebras cervicales asociadas, la reconstrucción de la cabeza del Niño de la Gran Dolina o la pelvis Elvis, la más completa del registro fósil. La visita a estas piezas se completa con explicaciones sobre los primeros registros realizados en el continente africano y con distintas aproximaciones al emplazamiento geográfico de yacimiento, así como con la proyección del documental Imágenes de Atapuerca, de Javier Trueba, el más premiado de la historia del cine científico español.

Actividades complementarias

Conjuntamente a la exposición, el Salón de Actos del Conservatorio Profesional de Música de La Rioja acogerá un ciclo de conferencias actividades que abordan distintos aspectos relativos a la evolución humana y la relevancia científica de los yacimientos de Atapuerca.

Por su parte, el Instituto de Educación Secundaria Escultor Daniel albergará los tres talleres didácticos sobre arqueología, paleontología y arte prehistórico dirigidos a escolares de entre 8 y 12 años que se desarrollarán entre el 12 de diciembre y el 7 de febrero.