27 de octubre de 2011

jornada prevención

El consejero de Industria, Innovación y Empleo, Javier Erro, ha subrayado que la prevención de riesgos es un compromiso activo de todos los implicados en las relaciones laborales, en las IX Jornadas para la Prevención de Riesgos Laborales organizadas por la FER, que se han celebrado esta mañana bajo el lema ‘Un trabajo seguro, un compromiso de todos’ y que ha inaugurado junto con el presidente de la FER, Julián Doménech.

Erro ha señalado que las empresas y los trabajadores son cada vez más conscientes de la importancia de la prevención por los beneficios que comporta a trabajadores y a empresas, "mejorando la calidad del trabajo y la rentabilidad social y económica de las empresas".

Para el Gobierno de La Rioja el papel de la seguridad y salud en el trabajo es fundamental para incrementar la competitividad y la productividad de las empresas y por ello tiene en marcha la Estrategia Riojana de Seguridad y Salud en el Trabajo 2008-2012, que busca mejorar las condiciones de trabajo en las empresas de La Rioja, incrementar la cultura preventiva, impulsar la gestión en prevención de riesgos y, en definitiva, seguir reduciendo la siniestralidad laboral y aumentando el número de empresas que cumplen con siniestralidad cero.

Evolución de los accidentes de trabajo en La Rioja Javier Erro ha apuntado que entre enero y agosto de este año el 90,1% de las empresas de La Rioja con trabajadores por cuenta ajena han cumplido el objetivo de siniestralidad cero. Además hasta agosto, se han registrado 2.730 accidentes de trabajo con baja, lo que supone un descenso del 7,7% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Respecto a la evolución del total de accidentes laborales registrados en La Rioja desde 2007 a julio de 2011, Javier Erro ha destacado que el índice de incidencia, que mide el número de accidentes registrados por cada 1.000 trabajadores, muestra un descenso de un 34,5%, rebajando el índice de 57,6 accidentes por cada 1.000 trabajadores a 37,7 registrado en julio de 2011. Así se ha superado el objetivo de la Estrategia comunitaria de salud y seguridad en el trabajo para el período 2007-2012 que fijaba el objetivo concreto de reducir el número de accidentes de trabajo en un 25% durante su período de vigencia.