21 de abril de 2010

El Consejero de Industria, Innovación y Empleo, Javier Erro, ha destacado esta mañana la importancia de la calidad como elemento de competitividad y de valor añadido para las empresas, durante el acto de entrega de la certificación en Ecodiseño (UNE 150301) obtenida por el estudio de arquitectura "Arizcuren Arquitectos".

‘Arizcuren Arquitectos’ ha sido el primer estudio de arquitectura que recibe esta certificación en Ecodiseño en La Rioja, por ello, el Consejero de Industria, Innovación y Empleo ha destacado que "Arizcuren Arquitectos" tiene que servir de modelo a otras empresas en la implantación del Ecodiseño en la comunidad autónoma. Además, ha señalado que "estas normas son un reconocimiento al esfuerzo de la empresa por mejorar y estandarizar con unos criterios de calidad sus procedimientos de producción o de prestación de servicios".

Por otro lado, Erro ha destacado el esfuerzo que realiza el Gobierno de La Rioja para fomentar la calidad entre las empresas riojanas ya que ésta supone una herramienta destacada para que las empresas sean más competitivas y puedan ofrecer un elemento diferenciador, aportándoles un valor añadido.

En este sentido, ha señalado como la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja (ADER), ha concedido en los últimos años subvenciones por valor de más de cuatro millones de euros para realizar 346 proyectos relacionados con temas de calidad como son las implantación de sistemas de calidad, la obtención de certificaciones o la contratación de técnicos para la implantación de dichos sistemas de calidad. Estos proyectos conllevaban una inversión asociada de 14,57 millones de euros.

Certificación en Ecodiseño
Entre los beneficios de la aplicación de criterios de Ecodiseño en la construcción de edificios destaca la reducción de un 55% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Además, puede disminuir la factura energética hasta un 40 por ciento.

El Ecodiseño también contempla otros aspectos ambientales como el consumo de materiales, energía y agua; vertidos y calidad del agua; generación de residuos; emisiones a la atmósfera; impacto visual; uso del suelo; contaminación acústica; etcétera.

El objetivo del Ecodiseño en la práctica de la arquitectura es minimizar el impacto ambiental generado por el edificio a lo largo de todo su ciclo de vida. Así, para la construcción de edificios sostenibles se deben detectar las amenazas medioambientales que pueden provocar en todas las fases de su vida útil, desde su diseño y edificación hasta su uso y derribo.