19 de julio de 2012

Campo trabajo Ocón

El consejero de Presidencia y Justicia, Emilio del Río, ha visitado hoy en Ocón el campo de trabajo juvenil que se está desarrollando en el yacimiento arqueológico de Parpalinas, bajo la dirección del catedrático de Historia Antigua de la Universidad de La Rioja Urbano Espinosa. En la visita han tomado parte, además, el rector de la Universidad de La Rioja, José Arnáez Vadillo, y el alcalde de Ocón, Ernesto Viguera.

Los trabajos en el yacimiento de Parpalinas, que llegan mañana a su fin, continúan la senda iniciada años atrás para seguir los pasos de San Millán de la Cogolla, quien habría pasado por la localidad en el siglo XVI para practicar un exorcismo en la casa del senador Honorio, según dejó escrito el obispo Braulio de Zaragoza.

El curso comenzó el pasado día 9. En total, diez jóvenes con edades comprendidas entre 18 y 26 años han trabajado durante estos días en las excavaciones arqueológicas que se llevan a cabo en el yacimiento de Parpalinas (Pipaona de Ocón). De ellos, ocho son riojanos y, los dos restantes, de Aragón y Andalucía. El curso está concebido para aportar una experiencia práctica en cuestiones relacionadas con la recuperación, estudio y puesta en valor del patrimonio arqueológico.

Parpalinas es un enclave de época imperial y visigoda documentado en fuentes escritas de la Antigüedad Tardía. El bloque más importante de sus evidencias arqueológicas pertenece al periodo de transición entre el mundo antiguo y el medieval, todavía conocido de modo muy fragmentario. De ahí el interés histórico-arqueológico del yacimiento, cuyo estudio contribuye sin duda a aclarar muchos de los interrogantes que todavía hoy pesan sobre los llamados ‘Siglos Oscuros’.

Por las mañanas, los jóvenes llevan a cabo las tareas de campo y, por las tardes, se dedican a la realización del inventario, clasificación y aprendizaje de dibujo arqueológico, así como a debatir cuestiones relacionadas con la recuperación y difusión del patrimonio cultural. Además del trabajo arqueológico, los universitarios también giran visitas a diversos enclaves de interés histórico y patrimonial del entorno próximo, como una forma de ampliar su abanico formativo.

El campo de trabajo pretende vincular a los jóvenes a actividades relacionadas con la recuperación, estudio y divulgación del patrimonio. Va dirigido de manera especial a aquellos universitarios de las ramas de Historia y Humanidades, para que, como futuros titulados superiores, se encuentren lo mejor preparados posible desde el punto de vista profesional y técnico para participar en proyectos de valorización del patrimonio histórico y cultural. Asimismo, esta actividad busca recuperar un importante legado patrimonial y, así, contribuir al desarrollo de las áreas rurales mediante la puesta en valor de ese patrimonio.

En total, el Gobierno de La Rioja ha ofertado este año 250 plazas a jóvenes de 16 a 30 años para participar en campos de trabajo en La Rioja (159 plazas), España (65 plazas) y el extranjero (26 plazas).