1 de febrero de 2011

El Consejero de Presidencia, Emilio del Río, presentará en los próximos días una querella contra la diputada socialista Inmaculada Ortega por las "calumnias, infamias e injurias vertidas contra mi persona". La querella será interpuesta después de que el juez instructor haya considerado más idónea esta forma legal que la denuncia que había presentado inicialmente el Consejero, quien ha tomado esta iniciativa a título individual, de acuerdo con lo previsto en el Auto Judicial 00292/2010 de la Audiencia Provincial.

El citado auto reconoce la necesidad de formalizar una querella criminal en lugar de una denuncia, en su fundamento segundo por la naturaleza de los hechos imputados a la diputada: "archivar provisionalmente las actuaciones en tanto el denunciante, presunta víctima y perjudicada, presente la oportuna querella".

El objetivo de esta medida judicial es poner freno a la forma de hacer política en este caso concreto de la mencionada diputada socialista y, en general, del principal partido de la oposición, que no respetan ni a las personas ni a las instituciones, llegando incluso a menoscabar el honor y la dignidad de sus adversarios políticos.

Así lo demuestra la expulsión de la señora Ortega del Pleno del Parlamento regional el pasado 15 de abril y la sanción de un mes que le fue impuesta por desobedecer al Presidente de la Cámara regional, quien le instó hasta en 3 ocasiones a abandonar el Hemiciclo, tras faltarle reiteradamente al respeto. Una decisión sin precedentes en la historia de la democracia en La Rioja que hubo de ser tomada tras el bochornoso espectáculo ofrecido por Inmaculada Ortega.

Del Río se ha visto obligado a emprender medidas judiciales contra la diputada socialista por su afán en seguir "dañando y perjudicando" su honor, máxime cuando el entonces Fiscal Jefe de La Rioja, Juan Calparsoro, abrió una investigación de oficio por los hechos denunciados por Ortega que poco después él mismo decidió archivar al no hallar indicios de delito.

Ante la reiterada insistencia de la diputada socialista, que hoy ha vuelto a convocar una rueda informativa sobre este asunto, Emilio del Río rechaza profundamente la forma de hacer política de esta diputada para la que "todo vale", sin tener en cuenta el "daño moral que puede inflingir a personas cuya única prioridad es trabajar por el bien de todos los riojanos y de nuestra Comunidad Autónoma".

A esta postura se llega ante la permanente conducta de hostigamiento, insultos y calumnias de los dirigentes del Partido Socialista de La Rioja. Ante este comportamiento, solo queda el más firme rechazo político y la defensa personal del honor ante los Tribunales para garantizar la buena imagen institucional y personal de los miembros del Gobierno de La Rioja.