14 de junio de 2010

La Consejería de Educación ha dotado al Centro de Educación Especial ‘Marqués de Vallejo’ con un novedoso aula de Estimulación Multisensorial, una sala con materiales diseñados para que los alumnos con necesidades educativas específicas estén expuestos a estímulos controlados con el objetivo de favorecer su nivel de integración sensorial facilitando así los aprendizajes básicos. Se trata de una herramienta educativa donde se conjugan: la estimulación y la relajación.

Este aula es un espacio físico con unas características determinadas donde se pueden trabajar de una forma diferente los sentidos. El espacio multisensorial conjuga la aproximación curativa y no directiva con la aportación de estimulaciones sensoriales dentro de un entorno específico utilizado para desencadenar una relación. Consta de:

 Espacio visual: con luces muy suaves al inicio para adaptarse al contraste de la luz exterior, escapando de las brusquedades e intensificando sus efectos una vez que la vista se ha adaptado. Es conveniente trabajar con espejos para crear sensación de amplitud.

 Espacio de proyección: sobre las paredes blancas se proyectan efectos de imágenes para cautivar la atención, evitando las imágenes agresivas que provoquen rechazo.

 Espacio de olores y gustos: Ambos sentidos trabajan juntos, por lo que se pueden trabajar combinaciones como colores y gustos y olores y luz, relacionándolos simultáneamente y combinándolos según las necesidades.

 Espacio táctil: Es un espacio elemental, ya que las personas con discapacidad intelectual utilizan frecuentemente el tacto para formarse una imagen del entorno.

 Espacio auditivo: se trabaja con dos posibilidades. El espacio silencioso para evitar cualquier perturbación exterior indeseable con el fin de transmitir calma e ir incorporando progresivamente sonidos o música para provocar estímulos, o bien la música aplicada para generar ambiente o para suscitar reacciones.

En el aula participan la mayoría del alumnado del centro, pero resultan especialmente útiles para el alumnado con discapacidad motórica, autismo y pluridiscapacidades.

Otras dotaciones
En el CEE ‘Marqués de Vallejo’ se han instalado, además, dos pizarras digitales táctiles interactivas, junto con proyectores de vídeo a corta distancia. Mediante estos dispositivos, los alumnos interactúan directamente con la pantalla con sus manos, realizan actividades educativas, pueden conectarse a Internet o presentan las actividades que han hecho con su familia en el fin de semana.

Una de las pizarras se encuentra conectada a videoconsolas WII, con el fin de llevar a cabo actividades de educación física y psicomotricidad adaptada a las necesidades de los alumnos. De este modo, se está experimentando la aplicación de este tipo de dispositivos de carácter lúdico para la educación del alumnado con necesidades educativas especiales.

Paralelamente, dadas las necesidades del alumnado escolarizado en el centro, muchos de ellos con graves discapacidades de carácter motórico, se hace preciso buscar la máxima accesibilidad a los dispositivos TIC. Para ello, se han adquirido ordenadores de gran formato (hasta 22-23") táctiles. Mediante estos equipos, el alumno puede interactuar también de forma natural con el ordenador, mediante su propia mano o voz, sin necesidad de emplear dispositivos intermedios, como el ratón o el teclado, lo que favorece de modo muy directo a aquellos alumnos que –por su discapacidad- pudieran ver limitadas sus posibilidades de interacción con ordenadores tradicionales. Los alumnos pueden pintar o escribir en la pantalla con sus dedos, comunicarse mediante voz, escribir con una pequeña pluma en la propia pantalla, de un modo directo e intuitivo.

La finalidad de la Consejería de Educación con todas estas actuaciones es promover –a través del uso de las TIC- oportunidades de aprendizajes al alumnado que precisa medios y apoyos muy específicos, con el fin de lograr una auténtica educación inclusiva.